¿Qué papel debería jugar la tecnología en la transformación de la industria?

El impacto de la cuarta revolución industrial no solo incidirá en la fabricación, sino que requerirá que organismos reguladores, educadores, inversores y trabajadores también se adapten

¿Qué papel debería jugar la tecnología en la transformación de la industria?

Una industria en constante cambio

Una revolución tecnológica transformará todo nuestro panorama industrial. Sin embargo, este cambio no será uniforme. Las diferencias se ponen de manifiesto claramente en el reciente estudio realizado por Epson, cuyo principal objetivo es analizar el entorno laboral que nos encontraremos a partir de 2025.

Entrevistamos a diecisiete destacados líderes de opinión a propósito de las tendencias tecnológicas en la industria europea y, a continuación, sondeamos a más de 7000 dirigentes empresariales y empleados europeos para comprender qué percepción, concienciación y expectativas tienen de dichas tendencias.

Cuando hablamos de "revolución industrial", nos vienen a la mente imágenes de grandes máquinas capaces de transformar la manera en que se fabrica. La percepción que tenemos de la cuarta y nueva revolución (también industrial) no es distinta. Los trabajadores europeos destacan que el sector del automóvil y de la producción industrial son las áreas en las que se espera un mayor impacto de la tecnología. En una revolución, sin embargo, las máquinas no lo son todo.

Cambios en la normativa

Si en algo se distingue esta revolución de las anteriores es que su incidencia es mucho mayor. El panorama industrial europeo moderno se guía por una normativa interconectada, y dicha normativa tendrá un gran impacto en la transformación del mañana.

Nuestro estudio destaca que el 73% de los empleados europeos creen que las nuevas tecnologías implicarán normativas más amplias y nuevas leyes sobre responsabilidad y prácticas. Es en este punto en el que nuestra moderna revolución puede ser distinta, pues sectores como el sanitario se adaptan a una carga reguladora mucho más relevante. Es aquí, además, cuando los órganos gubernamentales pueden tener el mayor impacto específico en el sector.

Transformación por sector

El impacto dispar de la tecnología en los diversos sectores es un elemento clave del estudio de Epson. Analizamos cinco sectores: sanitario, retail, industrial, educativo y empresarial en general. Es obvio que, a pesar de las abrumadoras ventajas que aporta la tecnología, estos sectores se enfrentarán a cambios igual de relevantes para ponerla en práctica de forma eficiente.

En el ámbito del retail, nuestro estudio desveló que los consumidores ya están preparados para una experiencia de compra mucho más activa, así como la producción de bienes propios, y que la impresión 3D hará posible una fabricación personalizada y próxima. El Big Data y las tecnologías wearable facilitarán todavía más la transición a un mundo en el que los comerciantes ya no proveerán productos, sino que ofrecerán a los consumidores las licencias para imprimirlos en su casa u en otro lugar.

En el ámbito de la fabricación, este cambio en el comportamiento de compra tendrá una gran incidencia en la producción de bienes en todo el mundo. Resulta estimulante ver que el sector tiene una visión optimista del futuro, a pesar de aceptar que el modelo tradicional de fabricación acudirá a una transformación total.

El el ámbito sanitario, el papel de los datos democratizará los cuidados personales. Permitirá que el paciente ejercite su capacidad de acceso a diagnóstico y de cuidado preventivo en el propio hogar, a un nivel que supera completamente la experiencia actual. Pero, como se menciona previamente, el las leyes y regulaciones pueden determinar en gran medida el éxito de esta iniciativa.

La adaptación entre sectores

Si bien la incidencia directa en los sectores puede variar, un aspecto que todos ellos tendrán en común será la necesidad de adaptarse. Un informe de la UE de 2016 sobre el futuro laboral 1pone de manifiesto que se trata de un cambio constante, pero también destaca la necesidad vital de contar con un marco legal capaz de comprender y adaptarse a una nueva realidad, así como un marco educativo que genere las habilidades necesarias para el futuro.

Nuestro estudio revela que el personal docente sigue teniendo una visión optimista del impacto que tendrá la tecnología en su sector. Sin embargo, la financiación, la formación del profesorado y una puesta en práctica adecuada pueden frenar su éxito.

Se espera que, en el transcurso de la próxima década y las siguientes, el ámbito industrial siga adaptándose y cambiando como resultado de una innovación tecnológica continua. Por lo tanto, garantizar la creación de un sistema educativo que prepare y dé apoyo a los empleados del mañana para que disfruten de una formación continua y puedan adaptarse a una realidad cambiante, será un pilar fundamental para Europa.

¿Quieres saber más?

Descarga el estudio completo para más información