Cómo acabará la tecnología con la torre de marfil en el área de la salud

La tecnología revolucionará el área de la salud pero ¿tendrán tiempo los profesionales de la sanidad para adaptarse a ella?

Cómo acabará la tecnología con la torre de marfil en el área de la salud

La tecnología está transformando el mundo moderno y, si en algún ámbito se ha notado especialmente el cambio, ha sido en el de la salud. La robótica avanzada, la supervisión a distancia del paciente y la impresión 3D abren un abanico de posibilidades en la atención al paciente. Pero ¿cómo podemos conciliar la transformación tecnológica con el factor humano, tan presente en este sector?

Como parte del estudio del entorno laboral del futuro, Epson entrevistó a trabajadores y expertos en el sector para comprender cómo transformará la tecnología el sector de la salud. El Dr. Tobias Gantner, futurólogo especializado en salud, considera que la tecnología tendrá una incidencia importante en la interacción humana en el ámbito sanitario. Y, precisamente, su papel será complementarla y hacerla posible. La tecnología proporcionará sistemas de apoyo para los médicos y permitirá que éstos gestionen mejor el tiempo para interactuar más con los pacientes.

Impresiones de un futuro más sano

El 72% de los profesionales médicos europeos encuestados por Epson considera que la impresión 3D, además de la impresión orgánica y la bioimpresión, reducirá los tiempos de espera de las operaciones. Asimismo, el 70% cree que permitirá que aumente el éxito de la cirugía y de los tratamientos. Como complemento a este profundo cambio, la impresión de medicamentos personalizados hará que mejore ostensiblemente el resultado de los tratamientos, según el 64%.                                                                     

La impresión avanzada supone un cambio de paradigma en el área de la salud. Y los resultados ya son visibles. El 63% de los encuestados opina que la impresión 3D revolucionará el ámbito de la salud: permitirá desde la creación de nuevos órganos a la preparación de medicamentos a medida, pasando por la superación de retos logísticos. Se trata de una oportunidad nada remota. El 48% de los encuestados estima que la bioimpresión y la impresión orgánica supondrán un cambio radical en la próxima década.

Sanidad aumentada

La realidad aumentada nos brinda la oportunidad de transformar el futuro de la sanidad. Imaginemos que las mascarillas de los médicos les permitieran tener en tiempo real datos vitales de sus pacientes y trazar mapas precisos del sistema cardiovascular. Los precursores de estas tecnologías ya funcionan en las clínicas actuales.

Nuestro estudio revela que el 50% de los encuestados cree que la RA revolucionará la cirugía, mientras que el 45% considera que la RA transformará profundamente la formación quirúrgica. Se trata de un futuro en el que los estudiantes de medicina podrán ver datos aumentados sobre la anatomía, así como explorar el cuerpo desde distintas perspectivas; todo ello revertirá en una reducción del gasto económico y temporal.

La tecnología tendrá un gran impacto en la educación y la colaboración en el área de la salud. De hecho, el 76% de los encuestados considera que fomentará un mejor intercambio de información gracias al acceso remoto y a la colaboración virtual. El 72%, además, opina que el mayor acceso a los datos del cliente mejorará la atención sanitaria.

La sanidad, en positivo

La tecnología está lista para revolucionar el sector de la salud y, según nuestro estudio, los profesionales médicos la recibirán con los brazos abiertos. Proporcionará más eficiencia, mejorará el intercambio y la precisión de los datos y, en definitiva, brindará mejores resultados a los pacientes. La robótica avanzada aportará unas capacidades sin precedentes que exploraremos en futuros artículos.

Sin embargo, sigue existiendo un obstáculo que evita que sea un sueño hecho realidad: la presión del tiempo, un factor ineludible en el área de la salud.

Los nuevos sectores industriales, así como sus trabajadores, deben adaptarse a las tecnologías. Sin embargo, el 70% de los encuestados se muestra preocupado por el tiempo que se necesita para poder desarrollar nuevas habilidades. La tecnología puede revolucionar el ámbito de la salud pero ¿tendrá tiempo el sector de poner en marcha esa revolución?

¿Quieres saber más?

Descárgate el estudio completo para mayor información