Cómo preparar una entrevista con los medios: 5 sencillos pasos

Cuando te contacta un medio de comunicación para hacerte una entrevista, la tendencia natural es responder a las preguntas de forma prudente y correcta; y eso está muy bien, pero no es suficiente.

Cómo preparar una entrevista con los medios: 5 sencillos pasos

Post exclusivo de la colaboradora del blog Natalia Gómez del Pozuelo – @NataliaGomez_ES

Cuando te contacta un medio de comunicación para hacerte una entrevista, la tendencia natural es responder a las preguntas de forma prudente y correcta; y eso está muy bien, pero no es suficiente:

 

 

Comunicar en el siglo XXI requiere impacto para atraer la atención de nuestra audiencia.-           

 

Además, en el mundo occidental estamos sometidos a unos 5.000 impactos comunicativos diarios, por lo que necesitamos que nuestras intervenciones resulten memorables para que nos recuerde nuestro público objetivo.

Para ello, podemos seguir la siguiente estrategia:

1. ¿Qué deseas lograr?

Cuando buscamos salir en los medios deseamos notoriedad, o reputación, o recuerdo… Cuanto más claro tengas tu objetivo, más fácil será que lo logres.

Tal vez el periodista tenga un objetivo algo distinto, pero no debes olvidar que estás ahí para hablar de “tu libro”, por tanto es muy importante que, como regla básica, apliques lo siguiente:

Introduce lo que quieres decir dentro de lo que el periodista y la audiencia quieren oír -           

2. Piensa: ¿a quién va dirigido ese medio?

No es lo mismo responder a un medio ligero generalista, que a uno que trata los temas en profundidad.

Adaptarse al público del medio permitirá que captes su atención, si tratas temas que no les interesan, pasarán página.

3. ¿En qué tipo de soporte va a salir?

Si no realizas un ajuste del mensaje al tipo de soporte, es como si te presentaras en bañador al teatro, se produce un desajuste entre el contenido y el medio.

Si se trata de una entrevista para:

  • Un texto online

Recuerda que en la pantalla no leemos, sino que escaneamos, por lo que conviene utilizar:

    • frases y párrafos cortos
    • lenguaje directo
    • enlaces significativos
    • imágenes atractivas de refuerzo

 

  • Un texto impreso

Sobre el papel somos más pacientes y nuestra atención es más sostenida por lo que, en este soporte, podemos hacer textos más analíticos y profundos, pero sin olvidar “enganchar”, puesto que:

Si no tienes la atención de la audiencia, no tienes NADA: no estarás comunicando. -           

  • Televisión

Piensa que se trata de una conversación, pero no con el periodista, sino con el público. La persona que te entrevista es sólo un mensajero. Habla a las personas que estarán al otro lado de la pantalla, piensa en sus circunstancias, en sus deseos y en lo que previsiblemente estarán haciendo en ese momento para adaptar tu discurso.

  • Radio

La radio es un medio muy amable, puesto que impone menos y suele tratarse de un ambiente distendido y conversacional. Como en la televisión, es importante no olvidarse de que el periodista no es nuestro objetivo, aunque estemos hablando con él o ella, nuestras palabras deben dirigirse a la audiencia.

4. Elige sólo 3 mensajes ¡como mucho! No trates de contarlo todo

Cada comunicación debería tener un máximo de 3 mensajes -           

Un mensaje es una frase con una tesis que incorpora alguno de los puntos más importantes de los que quiere hablar la empresa y alguna de las necesidades o valores más importantes de la audiencia. Son ideas completas expresadas en una frase.

Para preparar los 3 mensajes fundamentales que quieres transmitir en una entrevista piensa que…

 

Deben ser…

  • Breves: 7,3 segundos o 18 palabras aproximadamente.
  • Libres de palabrería, argot, tecnicismos, abstracciones.
  • Sonoros: usa palabras cortas, frases cortas y lenguaje cotidiano. Veamos un ejemplo que lo ilustra:
    • Ejemplo de mensaje no sonoro: “El acuerdo multilateral y su progreso constante es crítico, porque protegerá a los ciudadanos, que habrían resultado perjudicados o incluso podrían haber fallecido si hubieran consumido, sabiéndolo o no, productos importados sin todas las garantías, o cuyos procesos no han sido regulados y supervisados.
    • El mismo mensaje, algo más sonoro: “Es necesario firmar el acuerdo de importación de productos para proteger a los ciudadanos de posibles daños causados por no tener garantía de calidad.

Como ves, el último mensaje está enfocado en la audiencia y pone en valor aquello que le interesa.

 

Una vez has elegido lo que tienes que transmitir:

 

5. No hables a un tercio del cerebro de tu audiencia

 

En la comunicación del siglo XXI, el 3 es el número mágico

Por cada mensaje es necesario que busques 3 soportes para darle consistencia y así tendrás una matriz de 9 elementos que podrás utilizar.

  • Para conectar, utiliza historias.
  • Para convencer a la parte más racional del cerebro de tu interlocutor, los datos te darán buen resultado.
  • Para el recuerdo, las frases fuerza son muy eficaces.

 

Una vez que tengas preparados 3 mensajes con sus datos, historias y frases correspondientes, dispondrás de muchas opciones para responder a las preguntas de un periodista.

Realiza una ficha resumen para cada mensaje con sus 3 soportes y tenla a mano. Cualquier pregunta que te hagan trata de derivarla a uno de los mensajes o de sus soportes y siempre estarás transmitiendo aquello que deseas.

 

Si tratas a menudo con los medios, te recomiendo que leas el libro The media training Bible de Brad Phillips.

 

Y no olvides que no es necesario ser perfecto, el objetivo es que nuestro mensaje sea transmitido con eficacia y provoque el efecto deseado. La mejor forma de que esto suceda es siendo auténtico, natural y flexible.