Conoce al Equipo Creativo detrás de las cámaras: Rollo Hollins, director de Citizen Films

Conoce al Equipo Creativo detrás de las cámaras: Rollo Hollins, director de Citizen Films

Conoce al Equipo Creativo detrás de las cámaras: Rollo Hollins, director de Citizen Films

Rollo nació en Londres y ha rodado en el Reino Unido y los Estados Unidos varias producciones galardonadas de televisión, cine y publicidad. Anteriormente director de fotografía, ahora como director combina su agudo sentido visual con unas excepcionales capacidades de narración. Dirige los proyectos desde su concepción a la finalización para marcas como Nike, Barclays y el V&A.

¿Cuál ha sido tu papel en la creación de esta película?

Citizen Films ya ha trabajado en rodajes para Epson. La idea de este proyecto ha estado presente durante algún tiempo de varias formas. Se nos pidió que estudiásemos cómo aunarlo todo. Parte del trabajo consiste en tomar una idea, hacer que sea práctica y real, y darle forma. Ahí reside la mayor parte de la responsabilidad.

Se trata de encontrar a las mejores personas con las que trabajar: la cámara, los efectos especiales, la producción y el equipo de decorados. Todo el mundo debe dar lo mejor de sí para que todo funcione bien el día previsto. Teníamos muchas limitaciones de tiempo con Lewis Hamilton, por lo que gran parte del trabajo era asegurarse de que todos trabajaran un paso por delante de lo que están acostumbrados. 

¿Con qué has disfrutado más en la creación de esta película?

Ya habíamos rodado antes con Lewis Hamilton para Epson, y sabíamos que es increíble trabajar con él. Está muy centrado y entiende lo que ocurre a su alrededor, así que fue divertido trabajar con él en este proyecto. También fue un rodaje muy divertido. No es habitual reunir tantos efectos divertidos. 

¿Cuáles son las mejores y peores partes del trabajo?

Este trabajo tiene muchas caras. Consiste en tomar ideas en papel y hacer que funcionen en la pantalla. No siempre está claro cómo funcionará, y creo que todos los miembros del proyecto deben contribuir al proceso. Gestionar eso es algo muy divertido. Y hacerlo con un sentido de estilo visual, conseguir algo que sea visualmente muy atractivo, en lugar de solo contenido, es un desafío muy difícil.

Es difícil llamarlo trabajo. Se trata de un proyecto publicitario, por lo que tienes que trabajar para el cliente. Me encanta trabajar con Epson y siempre tenemos muy buena sintonía para materializar las ideas. No siempre es el caso, pero eso solo es una parte del trabajo. También hago películas narrativas y en esos proyectos te involucras emocionalmente, lo cual puede ser un reto, pero también es fantástico. No hay muchas cosas que no me gusten.

¿Cuál es el proyecto más interesante en el que has trabajado?

Estoy orgulloso del reto de lograr objetivos. Este proyecto es un reto técnico colosal. Estos proyectos los recuerdas en el futuro. Son un logro. También he realizado trabajos narrativos con mayor implicación emocional, lo cual puede ser un reto importante, pero también el motivo por el cual me hice director.

¿Cómo lograste tu primer trabajo en esta industria?

En mi primera experiencia de trabajo era muy joven: tenía unos 15 o 16 años. Volví a trabajar en una de esas empresas durante unos seis meses después de la universidad. La idea era volver a la universidad después, pero eso nunca ocurrió. Mi vecino resultó ser director de fotografía, así que fui su ayudante desde los 18 a los 23 años. Me ha enseñado prácticamente todo lo que sé. Logré mi primer gran proyecto después de aquello. Durante unos ocho años trabajé como director de fotografía antes de convertirme en director.

¿Tienes algún consejo para quien esté empezando en un trabajo creativo?

En mi primer trabajo trabajé con una suite de edición y había directores distintos cada día. Preguntaba a cada director que cómo habían logrado ese trabajo y cada uno me contaba una historia completamente distinta. No hay un único camino. Tienes que ponerte a ello y ver qué ocurre.

Un buen consejo que me dijeron fue "si quieres hacer algo, acabarás haciéndolo". Si quieres hacer una película, terminarás haciendo una película. No hay nada que te lo impida. Si será buena, si la gente irá a verla, si te gustará a ti... Todo eso depende de tu talento y la suerte. No es realmente un trabajo. Tienes que tomártelo como una elección de vida y hacerlo siete días a la semana. Si funciona, funciona.

Creo que debes confiar en tu gusto; es lo que lo distingue desde un punto de vista técnico. Es lo único que te diferencia de los demás. Puedes tener mucha experiencia, pero solo te van a contratar por tu gusto y si les gusta lo que haces. Al final, eso es todo lo que puedes esgrimir. Tienes que tener mucha confianza y ser muy decidido para llegar al final. Debes conocerte a ti mismo y confiar en lo que quieres. No va a ser algo perfecto durante años. Después de unos pocos años, podría empezar a tener sentido para ti, pero la única manera de lograrlo es tener una visión particular de lo que quieres hacer. Y, al final, empezará a tener sentido en la pantalla.