Conoce al equipo creativo detrás de las cámaras: Sean Harland, supervisor SFX

Sean, autoproclamado especialista en viscosidades, ha trabajado en Machine Shop desde que salió de la Universidad.

Conoce al equipo creativo detrás de las cámaras: Sean Harland, supervisor SFX

Sean Harland, supervisor de efectos especiales en Machine Shop

 

Sean Harland, supervisor de efectos especiales en Machine Shop

Sean, autoproclamado especialista en viscosidades, ha trabajado en Machine Shop desde que salió de la Universidad. El equipo de efectos especiales es conocido por realizar secuencias emocionantes y originales y, en particular, por sus efectos líquidos en directo.

 

¿Cuál ha sido tu papel en la creación de esta película?

Participé en la planificación, pruebas y realización de los efectos especiales de la película. En el día del rodaje, dejamos caer líquidos sobre Lewis Hamilton utilizando varios métodos, incluido un gran barril de petróleo para la toma principal con unos 100 litros de líquido azul, y también construí contenedores de menor tamaño que contenían cian, magenta y amarillo. Ya habíamos hecho algo así antes, pero normalmente lo llamamos viscosidades. Representa la tinta en este rodaje. Es algo que hacemos habitualmente. Hemos empapado prácticamente toda la plantilla de fútbol del Chelsea y también participamos en un proyecto para Nickelodeon en el que había estrellas bastante importantes.

La impresora también tenía que lanzar papel a una velocidad bastante elevada para crear el revoloteo de papeles alrededor de Lewis. Me enviaron una impresora para que diseñara el mecanismo. En primer lugar, desatornillé cuidadosamente todo y entonces me di cuenta de que no había espacio para nada, así que acabé cortando todas las conexiones con una sierra.

En general, describiría mi papel como un solucionador de problemas. Cada semana es diferente. Aprendo mucho, pero también es extraño porque quizá no pueda volver a aplicar lo aprendido nunca más. Es un trabajo muy manual, pero también diseño en ordenadores con CAD y SolidWorks.

 

¿Con qué has disfrutado más trabajando en esta película? 

Derramar la viscosidad. Nunca sabes cómo se van a comportar los famosos. Fue estupendo trabajar con Lewis porque estaba dispuesto a todo. Incluso hizo ángeles con la viscosidad en el suelo después del rodaje. A lo mejor su sueño cuando era pequeño no era ser campeón de la Fórmula Uno, sino que le rociaran de viscosidades.

Conoce al equipo creativo detrás de las cámaras: sean harland

 

 

¿Cuáles son las mejores y peores partes del trabajo?

Lo mejor es cuando sabes que has hecho un buen trabajo y todo el mundo está contento. Puede poner los nervios a prueba. El equipo de otras personas es un estándar industrial: la cámara, la lente, el dolly, los soportes, las luces. Son cosas que funcionan y si no funcionan, se trae otra. Nosotros debemos traer equipos que se han hecho con un presupuesto ajustado en un corto periodo de tiempo, así que tenemos la presión de saber si va a funcionar. No hay nada peor que la sensación de crear un mecanismo temporal. Nunca tienes la oportunidad de hacerlo perfecto. La mayor parte se crea para que dure un solo día.

 

¿Cuál es la secuencia de acción más peligrosa en la que has participado?

Participé en un rodaje interesante con Harry Hill en Professor Branestawm. Era un especial de Navidad y había un doble en una bicicleta que tenía que estrellarse contra un panel de cristal sujetado por dos tipos, uno de los cuales llevaba un aparato pirotécnico en la parte inferior.

Tenía que activarlo en el momento justo: si lo hacía demasiado pronto sería obvio que no se había estrellado, pero si lo hacía demasiado tarde se estrellaría de verdad. Funcionó. Quedó estupendo. Pero no peligró la vida de nadie, como en las secuencias de las películas. Allí es mucho más peligroso.

 

¿A quién le encaja este tipo de trabajo? 

Hay distintos elementos. Hay gente que solo hace pirotecnia y les encanta hacer explotar cosas. Yo me considero un solucionador de problemas. Yo creo cosas. Disfruto con la parte de “¿serás capaz de hacerlo?” Luego tienes que trabajar en ello y construirlo rápidamente. Es como el programa de ingeniería Scrapheap Challenge. A veces es estresante, pero la mayor parte del tiempo es gratificante lograr que algo funcione e impresionar a la gente en el plató.

 

¿Cómo lograste tu primer trabajo en esta industria?

Hice un curso básico de arte y diseño. Primero quería ser animador, pero un tutor me dio unos consejos duros pero buenos. Me dijo: “Se te da bien dibujar, pero no eres el mejor. Sin embargo, eres muy bueno construyendo cosas”. Me habló de un curso en la Universidad de Hertfordshire sobre diseño de maquetas y efectos especiales. En mi segundo año hice prácticas en Machine Shop, que es donde estoy ahora. Cuando me gradué, volví y me dieron el trabajo directamente. Todo funcionó a la perfección.

Conoce al equipo creativo detrás de las cámaras: sean harland

 

 

¿Cuál es el proyecto más interesante en el que has trabajado? 

Fue para Schwartz Spices. Era en cámara superlenta con sacos de especias explotando en sincronización con la música. Debido a que era cámara lenta en tiempo real, todas las explosiones debían producirse en menos de medio segundo. Un experto en electrónica muy inteligente nos diseñó un sistema de detonación que podría hacer explotar elementos pirotécnicos con un milisegundo de diferencia. Yo tuve que calcular las otras partes para que los efectos pirotécnicos se activaran. Se desperdigaba el material sobre la piel en el aire. Tuve que calcular el tamaño del cubo para que no explotara, sino que hubiera la fuerza suficiente para propulsar las especias en el aire. Tuve que pensar todos los ingredientes para que todo acabara a la altura correcta. Fuimos al plató y todo funcionó de maravilla. Era una toma con control de movimiento también, de modo que tuvimos que sincronizar las explosiones con una cámara robot y logramos rodar cada plano a la primera.

 

¿Qué consejos darías a quienes estén empezando ahora en trabajos creativos?

Introdúcete en el sector y trabaja para tener una buena cartera. Yo fui por el camino universitario, pero, para ser sinceros, si hubiera llamado a la puerta cuando tenía 16 años y con una actitud correcta, también hubiera llegado hasta aquí. La gente no paga una fortuna por alguien a quien no conoce mucho, así que para empezar no te pongas precios muy altos y ayuda todo lo que puedas. Aunque yo tenía una titulación, empecé ayudando a los demás y preparando el té. Pero, al final, empiezas a aprender cosas, te confían trabajos pequeños y poco a poco te vas haciendo valioso. Ten una buena actitud y ten ilusión. Hay que trabajar mucha horas, así que muéstrate dispuesto a ello y todo irá bien.

 

A continuación, te dejamos con el genial vídeo de #LewisGetsInked ‘Conoce al equipo creativo detrás de las cámaras’: