Economía social; casos de éxito

Las empresas de economía social en España representan el 10% del PIB, generan un 12,5% de empleo, y el 42,8% de la población está vinculada, en mayor o menor medida, a la economía social.

Economía social; casos de éxito

En los últimos años habrás escuchado cada vez más habitualmente las palabras ‘economía social’, y/o oír hablar de empresas que conforman este nuevo entramado económico a medio camino entre el sector privado y el sector público. Se incluyen las cooperativas, las organizaciones no lucrativas y las asociaciones caritativas, las empresas de trabajo asociado, y las mutuas.

Las empresas de economía social en España representan el 10% del PIB, generan un 12,5% de empleo, y el 42,8% de la población está vinculada, en mayor o menor medida, a la economía social. Generan empleo estable y de calidad: el 80% de los contratos que se realizan son indefinidos, en los últimos 8 años generaron 190.000 nuevos puestos de trabajo, y el 47% de los empleados tienen menos de 40 años.

Las empresas de economía social españolas, están presentes en todos los sectores económicos, y constituyen empresas de todos los tamaños. Potencian la innovación social, ya que las empresas de economía social españolas encabezan las transformaciones empresariales de empresas mercantiles a empresas de economía social, y fomentan la integración de personas con discapacidad: 128.000 personas con discapacidad o en riesgo de exclusión trabajan en economía social.

La configuración actual de la economía social en España está representada por la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES).

 

 

Si nos centramos en el ámbito español, las siguientes serían las empresas más relevantes de la Economía Social española:

empresas españolas relevantes en economia social

Fuente: CEPES

 

Economía Social – Casos de Éxito alrededor del mundo

A continuación te dejamos con dos ejemplos internacionales de empresas de economía social. Destacan por su innovación, porque dan respuesta a retos sociales y por fomentar y favorecer el desarrollo de la empresa a través de la integración de servicios y otros elementos diferenciadores. 

Son empresas que han hecho compatible el crecimiento económico y la cohesión social, la economía y los valores, el desarrollo local y la voluntad de ser un actor relevante en un entorno global, la participación y transparencia con una gestión eficaz, la innovación, y la sostenibilidad social y medioambiental.

 

Economía Social – Casos de Éxito: AGRI’90

Agri’90 es una cooperativa agrícola italiana, dedicada a la comercialización de productos de sus asociados, principalmente harina de polenta Nostrano di Storo. La mayoría de los miembros de la cooperativa son pequeños agricultores que adoptan técnicas aún en crecimiento y producción tradicional. Fue fundada a partir de su propio molino, y produce y comercializa la harina de polenta antes mencionada, y otros productos locales. 

Una cooperativa totalmente ligada a la comunidad desde su inicio, involucrando no sólo a los agricultores sino también a parte de la comunidad; hecho que ha supuesto mayor cohesión social y un nuevo impulso al turismo de la zona.

La cooperativa agrícola Agri’90 empezó con 36 asociados, i actualmente ya son más de 100. En 1990 producían 500kg de harina anuales, y han aumentado su producción hasta 2.300kg de harina en 2012. 

Y en cuanto a ventas y beneficios, en 2012 se distribuyeron 1.400.000 euros entre los socios. Datos que reflejan el éxito, desarrollo y progreso de esta empresa de economía social italiana. 

 

 

Economía Social – Casos de Éxito: ARLA FOODS

Arla Foods es una cooperativa internacional con sede en Dinamarca, constituida por 13.500 propietarios. Actualmente es el mayor productor de productos lácticos de los países escandinavos, y la sexta mayor compañía de productos lácticos de todo el mundo (según volumen de negocio). 

Arla Foods está presente en siete países: Suecia, Dinamarca, Reino Unido, Alemania, Bélgica, Luxemburgo y Países Bajos, y distribuye a más de 100 países de todo el mundo.

La cooperativa da trabajo a más de 19.000 personas alrededor del mundo, y el volumen de negocios en 2013 fue de 8,4 billones de libras inglesas.

 

Como ves, son dos grandes ejemplos de cómo un modelo de negocio que genera beneficios, puede también favorecer la transparencia, equidad, y participación; englobar en su desarrollo a los máximos agentes sociales posibles fomentando la cohesión social y el beneficio no sólo para la empresa, sino para todos los agentes relacionados.