El retail avanza hacia la máxima personalización

Los empleados del sector del retail esperan que las tiendas sigan desempeñando un papel fundamental, pero ¿cómo influirán las nuevas tecnologías en nuestro modo de comprar?

El retail avanza hacia la máxima personalización

En el ámbito del retail, lo personal cobra fuerza. Según un estudio reciente de Epson que investiga cómo será la oficina del futuro, hasta el 2025 el sector del retail —tanto virtual como real— experimentará una gran personalización.

Howard Saunders, analista de futuro tecnológico especializado en el retail, estima que el big data permitirá que la experiencia de compra se personalice al gusto de cada individuo. Los empleados de este sector también se muestran optimistas. Según el estudio de Epson, que traslada las ideas y predicciones de expertos en el sector a más de 7000 dirigentes empresariales y empleados europeos, el 72% de quienes trabajan en el sector del retail cree que podrá proporcionar mejores experiencias de compra gracias a la nueva tecnología.

El 73% de los encuestados considera que los dispositivos móviles adoptan un papel cada vez más relevante como enlace entre el cliente y la tienda. La mitad de ellos acepta que el big data tendrá un impacto muy positivo en el sector. ¿Qué consecuencias supondrá para el retail esta creciente personalización?

La evolución del comercio físico

El uso de los datos impulsará una verdadera revolución digital que, a su vez, hará que la vertiente física del comercio deba evolucionar para poder seguirle el ritmo. A más de la mitad de los encuestados en el estudio de Epson le parece imposible concebir un futuro sin la presencia de tiendas físicas. Este hecho constituye un obstáculo importante para un sector asediado por el reto constante de hallar un equilibrio entre el espacio físico y la competencia digital.

Los empleados europeos opinan que, hasta 2025, el 56% de las decisiones de compra se tomará en la propia tienda. Dichas tiendas —según el 51% de los encuestados— evolucionarán para convertirse en espacios comunes, de encuentro, en los que compartir experiencias.

El envío físico de productos también se adaptará a esta nueva corriente tecnológica. El 46% de los empleados europeos del sector del retail cree que la tecnología evitará que las tiendas tengan productos en stock y permitirá que, en su lugar, fabriquen productos personalizados al momento para satisfacer la demanda.

Una experiencia de compra aumentada

Se prevé que la realidad aumentada (RA) propicie un gran cambio en el sector del retail. El 69% de los entrevistados considera que la simulación de productos en cualquier entorno contribuirá a que los clientes los imaginen adaptados a su medida. En este sentido, la RA proporcionará una experiencia sensorial única. Asimismo, el 57% estima que la RA ofrecerá una experiencia de compra divertida y social que potenciará el sentido de comunidad de una marca en concreto.

Según Jonathan Reynolds, Director académico del Oxford Institute of Retail Management, la RA y la realidad virtual están ahora en el punto más alto de su ciclo de sobreexpectación. Afirma que no se integrarán totalmente en el ámbito del retail hasta que se conviertan en un mecanismo fiable que forme parte de una experiencia cotidiana. El estudio de Epson muestra que, en opinión de los empleados europeos del sector del retail, ese gran cambio puede estar más cerca de lo que pensamos.

Los datos: un reto

A pesar del ambicioso futuro que nos plantean las nuevas tecnologías en el ámbito del retail, lo que piensa la gente sobre el intercambio de datos puede suponer una barrera. Puede pasar que los clientes sean reacios a ceder su propiedad de los datos a cambio de una experiencia personalizada. Asimismo, el 63% de los encuestados cree que los costes de la nueva tecnología serán un reto, y el 40% opina que la falta de capacitación de los empleados puede tener un impacto negativo.

Parece que el futuro de la tecnología plantea preguntas muy relevantes sobre la relación entre los comercios y sus clientes; una de ellas (que deberá responderse) es si los comercios serán capaces de aprovechar las oportunidades que ofrece la transformación tecnológica.

¿Quieres saber más?

Descárgate el estudio completo para mayor información