La mayor lección del mañana: la motivación

Para manejarse con éxito en el aula colaborativa de 2025, los estudiantes deberán tener iniciativa propia

La mayor lección del mañana: la motivación

  1. El entorno laboral actual cambia a pasos agigantados, y nos enfrentamos al reto constante de adaptarnos para poder seguir el ritmo. Pero, en una época de rápidos avances tecnológicos, ¿cómo preparamos a los trabajadores del mañana para el futuro que les espera?

La tecnología desempeña un papel cada vez más importante en nuestro modo de trabajar, pero también ofrece un gran potencial para el aprendizaje. En el aula del futuro, donde la motivación personal y las habilidades interpersonales resultan clave para obtener buenos resultados, la tecnología jugará un papel determinante además de ser un objetivo prioritario del sistema educativo.

El aula colaborativa del futuro

Un nuevo estudio de Epson sobre el impacto de las tecnologías clave en el sector educativo reúne las opiniones de diecisiete líderes de opinión en la materia, además de contrastar sus hipótesis con más de 7000 dirigentes empresariales y empleados europeos.

Según la opinión recogida en el estudio, el aula de 2025 se beneficiará de la existencia de nuevas tecnologías como los proyectores interactivos, la realidad aumentada o las impresoras 3D. Por ejemplo, nuestro estudio muestra que el 53% de los encuestados cree que la RA se usará de forma generalizada en el futuro para la experimentación práctica, ya que ofrecerá mayor seguridad y menor coste, además de reducir la necesidad de contar con espacios aptos para la experimentación.

Se espera que este cambio altere la relación entre profesores y estudiantes: los profesores adoptarán el papel de guías docentes o consejeros, mientras que los estudiantes serán más responsables de su propio aprendizaje.

El 62% de los europeos encuestados cree que este sistema, respaldado por una tecnología de aprendizaje colaborativa, nivelará el campo de aprendizaje para los estudiantes porque les permitirá aprender a su propio ritmo.

Se estima que la estructura de las clases también cambiará como resultado de la tecnología: el 67% de los encuestados cree que las clases cambiarán y se convertirán en talleres colaborativos.

Motivación para el "metaaprendizaje"

Los estudiantes asumirán un papel cada vez más proactivo para conseguir sus propios resultados de aprendizaje. Según el 57% de los encuestados, el enfoque del "metaaprendizaje", según el cual los estudiantes son más responsables de sus procesos educativos, se convertirá en la nueva pauta. Para reforzar esta tesis, el 55% de los encuestados cree que tendrá un impacto positivo en el sector educativo.

Es positivo ver que solo el 33% de los encuestados cree que la motivación de los estudiantes será una amenaza para la calidad de la educación en la próxima década.

La realidad es que, para que este cambio cultural pueda tener lugar, es necesario que las instituciones educativas pongan en marcha determinados controles. Es necesario que se haga hincapié en que los estudiantes tengan iniciativa propia y sean responsables de su propio progreso educativo, por ejemplo, garantizando que la formación en habilidades interpersonales sea una parte integral del proceso formativo.

Capacitar a los trabajadores del mañana implica subrayar la importancia de la motivación y proporcionar las herramientas educativas apropiadas para que sean capaces de adaptarse a un mundo siempre cambiante.

¿Quieres saber más?

Descarga el estudio completo para más información: