Presentamos a los profesores del mañana

El papel de los profesores en el aula está cambiando para sacar el máximo partido a las ventajas que aportará la tecnología educativa a los futuros trabajadores

Presentamos a los profesores del mañana

¿Quién fue tu mejor profesor?

Seguro que la mayoría de nosotros recuerda los nombres de sus profesores favoritos (y de otros no tan favoritos). Inspiradores, autoritarios, empáticos, estrictos, divertidos… así son los profesores. Como cualquier persona, sus características son diversas.

Pero muchos de los principios básicos de la educación y de la relación entre alumno y profesor siguen siendo reconociblen generación tras generación.

Todo tiene que ver con el cambio, y las últimas novedades educativas no derivarán de unas actitudes sociales cambiantes, sino de la irrupción de la tecnología y de las necesidades del futuro entorno laboral.

El lugar de trabajo de 2025 —más dinámico y tecnológicamente avanzado— necesitará empleados que sean colaborativos, flexibles y que no teman los cambios y su adaptación a nuevas habilidades y roles. El "metaaprendizaje" o arte del autoaprendizaje será una habilidad indispensable.

El papel del profesor y el objetivo de la educación están cambiando

Se busca el asesoramiento de un guía y no una clase magistral dada por un sabio

Epson, en su último estudio sobre el impacto de la tecnología en sectores clave, pidió a diecisiete líderes de opinión que describieran cómo serían las normas educativas en 2025. Estas hipótesis se contrastaron después con dirigentes empresariales y empleados de sectores clave.

Russel Stannard, tecnólogo educativo y fundador de www.teachertrainingvideos.com predijo que "habrá un cambio de habilidades en la enseñanza: los profesores se convertirán en guías que asesoran y no en sabios que enseñan en clases magistrales".

El 70% de los empleados de empresas europeas está de acuerdo con esta interpretación y estima que los profesores adoptarán el papel de guía para los estudiantes en el proceso de aprendizaje. El 64% opina que la aplicación de la información y de las habilidades analíticas será el eje del sistema educativo del mañana.

Este cambio se verá respaldado por un abanico de nuevas tecnologías como los proyectores interactivos, las impresoras 3D, la realidad aumentada o los cobots (robots colaborativos) que agilizarán el sistema mixto (online y offline) de aprendizaje. Por ejemplo, la realidad aumentada hará que las demostraciones científicas sean más prácticas, seguras y que se adapten fácilmente a las sesiones docentes.

Según David White, responsable de Aprendizaje Digital en la University of the Arts de Londres, "enseñar a usar las tecnologías pertenece al pasado: el futuro está en enseñar habilidades prácticas y dotar a los estudiantes de la capacidad de usar distintas plataformas interconectables".

Las ventajas de tener a un guía a tu lado

A medida que las responsabilidad de los profesores deja de ser exclusivamente impartir sus materias y reduce la carga en este sentido, les permite ocuparse mejor del rol paralelo de guía o coach. El 72% de los europeos espera que el aprendizaje gane en personalización y, como resultado, se centre en el usuario.

Se prevé que la educación sea más dinámica y eficiente hasta 2025. El 71% de los encuestados cree que el aprendizaje semipresencial y el uso combinado de recursos online y offline ayudarán a conseguirlo.

Ayuda a los profesores para adaptarse a las nuevas prioridades

Nuestros profesores están en primera línea del cambio que tendrá lugar en la naturaleza del puesto de trabajo.

Para desarrollar las habilidades que se necesitarán en la oficina moderna, los profesores tendrán que adaptar sus propias capacidades y enfoques en la próxima década. Y, en el proceso, se les plantearán nuevos retos.

Si bien el 63% de los europeos ve como algo positivo la implementación de la tecnología, el 61% también cree que los profesores no están preparados para proporcionarles a los estudiantes las habilidades tecnológicas que necesitarán en el ámbito educativo durante la próxima década.

Asimismo, en nuestro estudio también se identificaron algunas amenazas para la calidad de la educación. De ellas, la mayor parte de los encuestados afirmó que la financiación (el 47%), la formación del profesorado (el 40%) y la tecnología obsoleta (el 34%) pueden ser factores restrictivos al adaptar las escuelas y los profesores a las nuevas prioridades educativas.

El profesor favorito del futuro

Nuestro estudio pone claramente de manifiesto la importancia de que los profesores, los responsables de la elaboración de políticas, las empresas tecnológicas y las escuelas trabajen conjuntamente para tender un puente que vaya de las normas educativas de la actualidad a las de 2025.

No obstante, parece claro que los profesores favoritos del mañana serán aquellos que sean capaces de adoptar un enfoque más próximo al "metaaprendizaje", el aprendizaje semipresencial y que establezcan objetivos personalizados en sus lecciones.

Es alentador que el 60% de los profesores encuestados sugiera que está dispuesto a reciclarse para desempeñar este nuevo rol.

¿Quieres saber más?

Descarga el estudio completo para más información: