Protege tu propiedad intelectual para garantizar el futuro de tu empresa

Epson invierte aproximadamente 1,3 millones de dólares diarios en investigación y desarrollo, siendo capaz de mantener cerca de 50.000 patentes activas.

Protege tu propiedad intelectual para garantizar el futuro de tu empresa

Epson invierte aproximadamente 1,3 millones de dólares diarios en investigación y desarrollo, siendo capaz de mantener cerca de 50.000 patentes activas.

Para empresas como la nuestra, la innovación es el verdadero motor. Esto no sólo resulta esencial para alcanzar un rendimiento óptimo de nuestra actividad comercial, sino también para nuestro deber legal y moral de proteger dicha inversión. La protección de la propiedad intelectual no sólo beneficia a la empresa o a los empleados que la conforman. De forma invisible, la protección de la propiedad intelectual también ofrece al cliente/consumidor la tranquilidad y confianza en la seguridad, calidad y funcionalidad de los productos que adquiere.

Tres son las principales formas de violar la propiedad intelectual: infracción contra el copyright, infracción contra las patentes e infracción contra la marca comercial (que, a su vez, incluye la falsificación).

Epson persigue activamente estos tres tipos de infracción y, con una cartera de más de 50.000 patentes activas, varios miles de marcas comerciales registradas y operaciones de alcance mundial, nuestra máxima prioridad es identificar la infracción y su origen. Para conseguirlo, aplicamos cuatro tácticas:

 

1. Prestar atención a lo que ocurre a nuestro alrededor

La mejor forma de identificar una violación de la propiedad intelectual es escuchar con atención a nuestra cadena de suministro y a nuestros clientes. El valor de sus propias experiencias y observaciones del mercado es incalculable. Esta comunicación puede establecerse mediante conversaciones informales o a través de quejas expresadas a nuestro servicio de atención al cliente. Nuestros colaboradores de canal, finalmente, representan nuestros ojos y oídos.

Si Epson recibe una queja sobre el mal funcionamiento o merma de calidad de un producto, investiga el origen del problema para detectar si se trata de una posible incidencia de fabricación o una falsificación.

A menudo también somos conscientes de que existen determinados productos (por ejemplo, cintas de impresoras matriciales o lámparas de proyectores falsas), que predominan en determinados mercados, algo que nos sirve de ayuda en la tarea de identificación. Estos productos, no sólo resultan un valor deficiente para el consumidor, sino que también se consideran una verdadera amenaza para la propiedad y la seguridad públicas (por ejemplo, casos de explosión de lámparas falsas), puesto que no han sido diseñados para su uso con nuestros productos, ni han superado ninguna prueba exigente.

Si bien en proporción a nuestras ventas mundiales, la exposición del cliente a productos falsificados es minúscula, consideramos que una parte esencial de la credibilidad de la marca Epson es identificar, perseguir y, en última instancia, proteger a nuestros clientes de malas experiencias con productos falsificados.

 

2. Conseguir un fácil reconocimiento de las falsificaciones

Epson aplica una amplia gama de técnicas para conseguir que no sólo nuestros productos, sino también su embalaje, resulten fácilmente identificables para el consumidor de la marca. No dejamos de revisar y actualizar estas técnicas para que los falsificadores no puedan combatirlas.

A largo plazo, sin embargo, lo más importante es integrar otros rasgos identificativos de naturaleza más encubierta para ayudar a los cuerpos de seguridad como la policía, los encargados de las normas comerciales y los funcionarios de aduanas a identificar fácilmente los bienes falsificados cuando realizan sus investigaciones. Si consideramos todas estas medidas de forma conjunta, incluso los falsificadores con las técnicas más sofisticadas tendrían dificultades para mantener su fraude con un nivel de detalle tan alto. A medida que la complejidad de las copias aumenta, los obstáculos financieros y los riesgos delictivos relacionados con la falsificación también alcanzan niveles más altos, lo que permite ofrecer un mejor y mayor nivel de protección a nuestros clientes, nuestras inversiones y nuestra marca.

 

3. Ser miembro de asociaciones antifraude

Epson es miembro activo de varias asociaciones antifalsificación europeas, que aúnan a todo tipo de empresas que se enfrentan a retos similares relacionados con la lucha contra la falsificación, para proteger a sus consumidores y garantizar la longevidad de su marca. Epson es miembro fundador de ICCE, que agrupa a varios fabricantes de impresoras con el problema común de los suministros de productos de impresión falsos (www.icce.net).

 

4. Colaborar con las autoridades

Además de aplicar estas medidas de protección, Epson se compromete a destinar recursos significativos a la colaboración con las autoridades y las agencias de aduanas de los mercados en los que trabaja. Al ofrecer a las autoridades las herramientas, la formación y, en ocasiones, los conocimientos sobre los mercados para identificar la criminalidad, se incentiva y se fortalece la aplicación de medidas, así como se genera una colaboración muy ventajosa durante el proceso.

Sin embargo, lo más importante es perseguir incluso las pequeñas infracciones de forma rigurosa y enérgica. Más allá de la inversión en innovación que puede hacer o no tu empresa, el valor de tu marca y de la relación de tu cliente con dicho valor depende de la calidad de sus asociaciones con la marca. Si esto incluye estar expuesto a un producto de diseño vago y fácilmente falsificable o a una página web poco cuidada que incluya tu logotipo, al no perseguir las falsificaciones estás devaluando tu marca y, con ello, permitiendo que otros comerciantes pongan en riesgo a tus clientes.

Así que, para el bien de tus clientes y de la prevalencia de tu marca, protégelos ahora y garantiza su futuro.