Proyectores o pantallas planas: factores a considerar

Proyectores o pantallas planas: factores a considerar

Proyectores o pantallas planas: factores a considerar

«¿Necesito un proyector multifunción, una pizarra o una pantalla plana?»

Esa es una buena pregunta. No es ninguna sorpresa, ya que a mucha gente le surge esta duda a la hora de decidir qué dispositivo es el más adecuado para su sala de reuniones. 

En este artículo exploraremos la importancia del tamaño de la pantalla, la rentabilidad, la calidad de la imagen y la salud visual, para ayudarte a encontrar la respuesta a tu pregunta. 

Al fin y al cabo, cuando estás buscando la pantalla adecuado para tu empresa, son muchas las cosas a tener en cuenta.

El punto de partida es saber el tamaño de pantalla adecuado para la sala.

Esta simple elección es muy importante: para que las reuniones sean eficaces, el contenido se debe mostrar de forma clara.

Trabajar con un ordenador de pantalla demasiado pequeña no sería cómodo: no es bueno para la vista y puede comprometer la calidad del contenido en pantalla. Por el mismo motivo, necesitas un tamaño de pantalla que sea correcto para tu sala de reuniones. 

El tamaño óptimo es el que equivale a una pantalla estándar de ordenador para todos los participantes de la reunión, incluidos los que se encuentran más lejos. De acuerdo con la prueba Snellen de agudeza visual, para que una imagen conserve su tamaño cuando está el doble de lejos, debe tener una altura dos veces mayor o un área cuatro veces mayor.

Este gráfico te ayudará a descubrir el tamaño de pantalla óptimo para tu sala de reuniones, solo tienes que buscar el tamaño de la sala en la parte izquierda y explorar.

Valorar el coste.

Después de decidir el tamaño de pantalla que necesitarás, puedes empezar a contemplar unos de los elementos más influyentes en la elección:  el coste.

Los proyectores cuestan una pequeña fracción del coste de las pantallas planas y, debido al peso de la luz de un proyector, son significativamente más fáciles de instalar. 

Sin brillos.

Al contrario de lo que ocurre con los dispositivos de pantalla plana, los proyectores no tienen reflejos. El ajuste de luz automático detecta las condiciones lumínicas de la sala y cambia en nivel de brillo según corresponda. Esto significa que puedes ver contenido de forma clara sin el más mínimo reflejo. 

Visualización sin limitaciones.

Algunas pantallas planas tienen ángulos de visión restringidos, que dificultan la visualización del contenido en pantalla cuando se ve desde un lado de la sala. Esto no sucede con los proyectores. No hay puntos ciegos, por lo que independientemente de dónde se siente la gente, podrán ver la pantalla. 

Atractivo a la vista.

En pantallas planas, las imágenes pueden aparecer pixeladas si se visualizan de cerca durante periodos largos (como en presentaciones interactivas o durante colaboraciones prolongadas), lo que puede provocar tensión ocular. Los proyectores tienen menos pixelación, por lo que pueden verse de forma cómoda durante las presentaciones más largas.

¿Solución todo en uno?

¿Necesitas visualizar videoconferencias? ¿Proyectar de forma inalámbrica desde dispositivos móviles? ¿Anotar de forma precisa? Un proyector ofrece soluciones para todos estos tipos de necesidades en un único dispositivo.

Con suerte este artículo te habrá ayudado a entender por qué debes considerar adquirir un proyector en lugar de una pantalla plana. Si tienes más preguntas o te gustaría obtener información adicional acerca de los proyectores empresariales de Epson, visita: https://www.epson.es/verticals/business-projectors