Te presentamos a Bertie: el robot que observa, aprende de todos los detalles y te ayuda

Descubre el WorkSense W-01, el robot autónomo de doble brazo que ve, siente, piensa, trabaja e interactúa

Te presentamos a Bertie: el robot que observa, aprende de todos los detalles y te ayuda

Todo el mundo conoce a C3PO, WALL-E y R2-D2, tres de los robots más famosos y entrañables del mundo. Pues bien, desde Epson nos complace, por fin, poder presentarte el nuevo robot que causará sensación: el W-01 de Epson, o Bertie para los amigos.

Bertie, no solamente realiza sus tareas diarias como el robot autónomo e inteligente que es, sino que con su doble brazo de última generación aspira y sueña con llegar mucho más lejos (tal y como le sucedía a Wall-e, en su famosa película).

Su presencia no se hace extraña. Acostumbrarse a él es sencillo, pues se adapta rápidamente a entornos nuevos y su autonomía e inteligencia le permiten realizar tareas complejas con una precisión excelente. ¿Quién no querría tener a Bertie en su equipo? De hecho, maneja tan bien las herramientas que utilizamos los humanos que ayuda a los profesionales a optimizar líneas de producción haciéndolas más flexibles, escalables y con mayor capacidad de respuesta.

Pero aquí no acaba todo...

Bertie también puede automatizar tareas que hasta ahora sólo podían realiarse con la supervisión de un humano. Equipado con dispositivos como cámaras, sensores de fuerza y acelerómetros, además de su doble brazo basado en la fisiología humana, es capaz de realizar acciones hasta ahora inimaginables... Increíble ¿verdad?

Pero Bertie, aún quiere ir un poco más allá.

También posee la capacidad del conocimiento, Bertie sabe que saber es poder. Por esto, conoce perfectamente de dónde viene. Desde el primer robot creado por Epson en 1980, hasta los pequeños robots SCARA de hoy en día, Bertie sabe perfectamente qué elementos integra su "ADN".

Y así como posee conocimiento, también tiene sus preferencias y sus gustos. A Bertie le enamoran los coches, sobre todo los más rápidos. Su sueño es entrar a formar parte del mejor constructor de la Fórmula 1 y poder trabajar junto a sus amigos humanos para hacerlo cada vez mejor. Para Bertie, este ir más allá culmina en formar parte de un equipo... su ambición es tan sencilla como esto.

Se suele decir que el ser humano debe aspirar a ir más allá de lo que está a su alcance. Pero ¿y los robots? El alcance de Bertie es de 545 mm, así que veremos hasta dónde le lleva su ambición.

Te invitamos a disfrutar del primer capítulo de #BertieTheRobot aquí para verlo en acción. Comparte el vídeo en las redes sociales y únete al debate. Todos llevamos un pequeño Bertie en nuestro interior. #EpsonInnovacion