hf Chocolates

hf Chocolates instala la impresora de etiquetas Epson ColorWorks

hf Chocolates

La empresa importadora y mayorista de repostería hf Chocolates elige una impresora de etiquetas Epson ColorWorks C7500 para satisfacer todas sus necesidades de etiquetado en sus instalaciones.

Con sede en Milton Keynes (Reino Unido), hf Chocolates importa chocolate y repostería a proveedores de Bélgica, Francia, Alemania, los Países Bajos, Italia, España y Estados Unidos, además de una serie de proveedores británicos que ha fichado recientemente. La empresa reenvasa productos para minoristas y mayoristas independientes o especializados. También ofrece un servicio de diseño e impresión a aquellos clientes que desean tener sus propios logotipos y marcas en sus pedidos.


hf Chocolates produce etiquetas a color en una amplia gama de formas y tamaños. Antes de su inversión en la impresora ColorWorks C7500, la empresa utilizaba una impresora para vinilo compacta y un cortador, lo cual les ofrecía resultados de calidad y la posibilidad de trabajar con diversos tamaños de etiquetas, pero resultaba lento y poco práctico para todo lo que no fueran tiradas pequeñas. Por ello, hf Chocolates se vio en la necesidad de comprar etiquetas preimpresas para los pedidos grandes.

En palabras de Ambrose Boyd, director comercial de hf Chocolates: “Para poder producir etiquetas a medida bajo demanda, lo importante era conseguir la flexibilidad y capacidad necesarias para responder rápidamente al mercado. Comprar etiquetas preimpresas sencillamente ocasionaba demasiadas molestias y no era nada rentable, a menos que se tratara de volúmenes enormes. Teníamos claro lo que necesitábamos: una impresora rápida que nos ofreciera resultados de alta calidad de forma homogénea y rentable, no solo desde el punto de vista de la compra, sino también del de los costes de impresión y la gestión”.

Otros requisitos clave eran que la impresora pudiera alinear correctamente los diseños gráficos de las etiquetas circulares en toda la tirada y que utilizara cartuchos de tinta de alta capacidad para agilizar la producción y reducir el desperdicio. “Conseguimos la demostración y comprobamos si el software que utilizábamos era compatible con la ColorWorks C7500”, añade Boyd. “No cabía duda de que para nosotros era la solución perfecta. Miramos otras impresoras, pero ninguna se le acercaba en términos de velocidad. Nuestra principal preocupación era poder imprimir en etiquetas circulares, algo que anteriormente nos había acarreado muchos problemas, pero esta impresora superó la prueba”.

Una solución versátil y eficaz

Al utilizar los cartuchos de alta capacidad (300 ml) de tinta pigmentada Epson DURABrite Ultra, la ColorWorks C7500 imprime etiquetas de secado rápido resistentes al agua, a las manchas y a la decoloración. La impresora es fácil de usar, funciona con la mayoría de los sistemas operativos e incluye un cortador automático de serie y una rebobinadora opcional para la impresión rollo a rollo.

Fácil de instalar y rápida de usar

La ColorWorks C7500 la instaló y configuró un solo operario en un día, con lo cual no supuso apenas molestias para la producción diaria de la empresa. Boyd afirma que la impresora ha marcado una enorme diferencia: “Con nuestra impresora de antes, podíamos imprimir unas 98 etiquetas en 45 minutos. Con la ColorWorks C7500 producimos más de 200 en cuestión de minutos. Ahora nos es muy fácil producir tiradas pequeñas de etiquetas personalizadas. Además, gracias a su velocidad podemos imprimir todas las etiquetas a medida que las vamos necesitando, con lo que desaparece la necesidad de guardar grandes cantidades en existencias. La impresión bajo demanda ha acabado también con el riesgo de que se produzcan errores de envasado, como utilizar etiquetas preimpresas incorrectas. Todo el flujo de producción es ahora mucho más fluido y rentable”.


Uno de los trabajos más grandes para los que hf Chocolates utiliza la C7500 es el etiquetado de las bolsas de chucherías Candy Cables, con una producción media mensual de diez miel etiquetas redondas de 70 × 70 mm. Todas las etiquetas se colocan manualmente con ayuda de una plantilla impresa para bolsas de diferentes tamaños.

Planes de ampliación para el futuro

En el futuro, hf Chocolates pretende ampliar la gama de etiquetas que produce con la ColorWorks C7500. Según explica Ambrose: “En estos momentos estamos estudiando qué trabajos podemos pasar a la nueva impresora. Evidentemente, cuantas más etiquetas podamos imprimir con ella, más beneficiada se verá la empresa, no solo desde el punto de vista de la velocidad, sino también porque así reduciríamos nuestros costes de personal y producción considerablemente”.