Imprime, respetando el medio ambiente

Imprime, respetando el medio ambiente

Dumfries and Galloway es uno de los 32 condados de Escocia. Tiene una población de unos 150.000 habitantes y un equipo de servicios educativos que da soporte a 104 escuelas primarias y 16 secundarias. Se encarga del desarrollo, mantenimiento y funcionamiento de las escuelas, y ayuda a que estas reduzcan las emisiones de carbono.

Este objetivo forma parte de un esfuerzo más amplio de reducir las emisiones de CO2 un 42% en el sector público de Escocia en 2020.

Dumfries and Galloway contribuye al programa internacional Eco-Schools Award Scheme, que premia la gestión y acción medioambientales, y una educación sostenible en las escuelas. El programa incluye siete parámetros para calcular el rendimiento, como el reciclaje, la gestión de residuos y la conservación de la energía, y las escuelas pueden solicitar la ansiada bandera verde ("Green Flag") que reconoce sus iniciativas medioambientales. Además, Crichton Carbon Centre, una consultora medioambiental de fama internacional, tiene su sede en Dumfries. Brinda apoyo a las escuelas a través de su iniciativa "Carbon Busters" que consigue reducir las emisiones de CO2 un 13% de media en aquellos centros que adoptan las prácticas medioambientales recomendadas.

"Escocia cuenta con uno de los programas de carbono más avanzados del mundo", afirma Larann Foss, responsable educativo de Schools Estate and ICT en el condado de Dumfries and Galloway.  "Esto nos plantea el reto de encontrar formas de reducir las emisiones de carbono en todo el condado, y las escuelas pueden tener un papel importante en ese objetivo. Además de invertir en las instalaciones de las escuelas y centrar la atención en el medioambiente, creemos que podemos ahorrar gran cantidad de energía con nuestra forma de utilizar las tecnologías de la información. Para concienciar sobre este problema, hemos empezado a colaborar con Epson".

Un 80% de ahorro de energía

El equipo de servicios educativos trabaja estrechamente con Epson, que suministra a las escuelas proyectores y pizarras interactivas. Dado que hasta ese momento en ellas se utilizaba un modelo antiguo de impresora multifunción de otro fabricante, el equipo consultó con Epson si el cambio a una más moderna supondría un ahorro de energía.

"Nos interesamos especialmente por la gama más reciente de impresoras WorkForce Pro de Epson", comenta Larann Foss. "Las impresoras están diseñadas teniendo en mente el impacto medioambiental y las cifras son increíbles: utilizan hasta un 80% menos de energía que otros modelos láser equivalentes y, gracias a unos cartuchos de alta capacidad y a una impresión eficiente, prometen ahorrar un 50% en el coste por página. Es especialmente llamativo el rendimiento energético en el modo de espera. Cuando vimos lo que podríamos ahorrar en potencia en vatios si lo aplicáramos a todas las impresoras de las escuelas, nos dimos cuenta de que el ahorro de energía y de costes era significativo. Fue entonces cuando buscamos la forma de promocionar las impresoras de inyección de tinta WorkForce Pro en nuestras escuelas".

Impresión a pedales

La impresora WorkForce Pro es tan eficiente que se puede activar con solo pedalear una bici conectada a una dinamo. Unos segundos de pedaleo bastan para encender la impresora y, por cada cinco, se genera suficiente energía para imprimir una página.

A lo largo de 2015 se enviarán las impresoras-bici a todas las escuelas de Dumfries and Galloway para que las prueben durante dos semanas en secundaria y una en primaria. En el caso de las escuelas de secundaria se utilizarán dos bicis y, en las de primaria, cuatro. Las bicis son una forma divertida de concienciar sobre el uso energético. Se anima a las escuelas a utilizarlas en las clases y a ahondar en los problemas que rodean al consumo energético, el uso de la impresión y el coste del ciclo de vida completo de un producto (no solo su precio de compra). También se pide a los centros que elaboren un informe con su experiencia al utilizar las bicis. Las que redacten el mejor análisis de cómo estos aparatos pueden cambiar el uso de las impresoras, concienciando a la vez de los programas respetuosos con el medio ambiente, podrán quedarse la bici-impresora WorkForce Pro.

Ahorra una fortuna

El proyecto es una forma divertida de que los estudiantes reflexionen sobre la cantidad de energía que utiliza la tecnología. Además, anima a que las escuelas analicen el coste del ciclo de vida completo a la hora de comprar nuevas impresoras. Aunque el concejo ayude a los centros en la compra de impresoras en red, ellos también pueden elegir sus propias impresoras independientes, por ejemplo, las que utilizan los directores en sus despachos. El concejo espera que, a medida que las escuelas reparen en el ahorro de energía y costes que se puede alcanzar, decidan dar el paso de comprar las impresoras WorkForce Pro. Y, cuando las escuelas empiecen a utilizar una sola marca y modelo de impresora, podrán ahorrar aún más en costes a través del abastecimiento y distribución central de los consumibles, como los cartuchos de tinta y el papel.

"Nos interesamos especialmente por la gama más reciente de impresoras WorkForce Pro de Epson", comenta Larann Foss. "Las impresoras están diseñadas teniendo en mente la ecología y las cifras son increíbles: utilizan hasta un 80% menos de energía que otros modelos láser equivalentes y, gracias a unos cartuchos de alta capacidad y a una impresión eficiente, prometen ahorrar un 50% en el coste por página. Es especialmente llamativo el rendimiento energético en el modo de espera. Cuando vimos lo que podríamos ahorrar en potencia en vatios si lo aplicáramos a todas las impresoras de las escuelas, nos dimos cuenta de que el ahorro de energía y de costes era significativo. Fue entonces cuando buscamos la forma de promocionar las impresoras de inyección de tinta WorkForce Pro en nuestras escuelas".