JMACS reduce el tiempo de inactividad con las gafas inteligentes de Epson

Las Moverio Pro BT-2000 han reducido las pérdidas en un tercio

JMACS reduce el tiempo de inactividad con las gafas inteligentes de Epson

Al permitir a los supervisores desempeñar su trabajo de forma remota, las gafas inteligentes Moverio de Epson han ayudado a una empresa manufacturera a recortar en un tercio las pérdidas por productos defectuosos.

¿Se puede ahorrar dinero con la realidad aumentada? Así ha sido en el caso de JMACS, un fabricante de cableado eléctrico de Japón, que emplea las gafas inteligentes industriales Moverio Pro BT-2000 para que los supervisores puedan supervisar la maquinaria defectuosa de manera remota e ininterrumpida. De este modo, la empresa ha reducido el tiempo de inactividad en sus líneas de producción de forma tan radical que han disminuido en un tercio aquellas pérdidas problemáticas por productos defectuosos.

Ahorrar es posible con las Moverio

En los sectores de fabricación acelerados altamente competitivos, el papel que desempeña el supervisor en una fábrica es fundamental para evitar que el tiempo de inactividad influya en el negocio. “Cuando la maquinaria presenta errores o hay problemas con las máquinas por los que se crean productos defectuosos, la línea de producción se detiene”, señala Masahiro Matsumoto en JMACS, y añade que, a no ser que el equipo consiga resolver la situación rápido, los costes de la producción pueden descontrolarse y la empresa puede tener problemas a la hora de realizar las entregas a la hora establecida. Para empresas que crean productos a menudo en pequeñas producciones y con poca antelación, este es un problema grave. “Cuando los supervisores cualificados se encontraban en una ubicación remota, teníamos problemas con el tiempo de recuperación de la maquinaria”, dice Matsumoto, que calculó que el tiempo de inactividad de producción total durante más de un año fue de 60 horas. Esto le costaba a JMACS alrededor de 15 millones de yenes (unas 112.000 libras o 132.000 euros) al año.

La supervisión remota es posible con las Moverio

Para resolver el problema por el que los supervisores cualificados no siempre se encontraban en la fábrica para arreglar la maquinaria (sobre todo durante el turno de noche), en JMACS se decidió utilizar las gafas inteligentes industriales Moverio Pro BT-2000. El objetivo de la empresa consistía en emplear este dispositivo de realidad aumentada para crear un servicio de supervisión remota, de forma que los supervisores pudieran ver la maquinaria desde cualquier lugar, diagnosticar el problema y aconsejar a los compañeros en la solución. Todo ello sin necesidad poner un pie dentro de la fábrica. “Si nos podemos recuperar justo después de la interrupción de las máquinas, podemos reducir el tiempo perdido un 50%,” afirma Matsumoto. Eso es exactamente lo que ocurre ahora en JMACS.

Moverio permite el trabajo con manos libres

Dado que la mayoría de los problemas con la maquinaria de JMACS puede solucionarse en cinco minutos, se puede pensar que un smartphone o una tablet serían tan eficaces como unas gafas inteligentes. Sin embargo, las Moverio Pro BT-2000 cuentan con unas características exclusivas que las hacen perfectas para los sistemas de asistencia remota en entornos industriales. Es uno de los pocos productos de este tipo que proporcionan visión binocular, lo que equivale a una percepción de la profundidad de lo más precisa. Además, el trabajador que las lleva puestas puede superponer datos en la realidad y la pantalla transparente les permite también ver también lo que tienen delante. Además de aportar un manual de instrucciones con manos libres al campo de visión del ingeniero local, el supervisor que se encuentre en una ubicación remota puede ver exactamente lo que tiene delante el ingeniero. Dado que las Moverio Pro BT-2000 también hacen posible la comunicación bilateral, se crea un sistema de asistencia remota.

Las Moverio ofrecen una visualización detallada

“Dado que ya podemos confirmar los problemas e incluso leer la pantalla en la máquina desde un lugar remoto, el supervisor puede proporcionar asistencia sin tener que ir desplazarse al puesto de trabajo”, declara Matsumoto. En la práctica, el funcionamiento de las Moverio Pro BT-2000 ha sido mejor de lo esperado: su visión binocular permite a los supervisores remotos observar los productos defectuosos de forma mucho más detallada de lo que esperaba JMACS. Incluso se ha demostrado que los supervisores remotos pueden analizar el grosor de la resina de los cables, algo esencial a la hora de crear un producto que no sufre demasiadas interferencias. Ya que es al comienzo del proceso de producción cuando se produce este problema, que puede, además, arruinar todo un lote, la nueva capacidad de JMACS para supervisar estándares de manera remota ha permitido a la empresa reducir los errores humanos de forma masiva.

Las Moverio como herramienta de aprendizaje excepcional

También resultan de ayuda con respecto a la formación: la salida de vídeo de las Moverio Pro BT-2000 revela rápidamente las diferencias entre los trabajadores cualificados y aquellos que no lo están. Los supervisores pueden ver a través de una pantalla de ordenador lo que está viendo en ese momento ese miembro del equipo, lo que hace de estas gafas inteligentes una excelente herramienta de aprendizaje y evaluación.

Las Moverio cuentan con características de tipo industrial

Cuando se trata de entornos industriales, las BT-2000 presentan tres importantes ventajas con respecto a los productos de la competencia. “La cámara de alta resolución crea una imagen verdaderamente clara; tanto, que se pueden leer caracteres escritos en las áreas de trabajo con su pantalla de alta luminosidad”, señala Seiichi Urai en JMACS. Elogia las lentes giratorias de las Moverio Pro BT-2000, así como el hecho de que pueden usarlas las personas que ya utilizan gafas. El resistente controlador de pantalla táctil, que puede utilizarse con guantes, también cuenta con la aprobación de Urai.

Las Moverio pueden crear nuevas fuentes de ingresos

Tal ha sido el éxito de la implementación de las Moverio Pro BT-2000 en su propia fábrica que JMACS ahora planea proporcionar servicios de supervisión remota a las fábricas cliente que gestionan el cableado de JMACS. JMACS no solo se convertirá en una fábrica modelo para esta ampliación del negocio, sino que incluso espera utilizar todo un conjunto de gafas inteligentes Moverio Pro BT-2000 para lanzar una fábrica al extranjero, lo que reduce en gran medida los costosos viajes de negocios.

Una prueba más (si es que era necesaria) de que la realidad aumentada con las versátiles Moverio Pro BT-2000 aumenta la eficacia y ahorra dinero.