Re-Art crea reproducciones artísticas de alta calidad con impresoras Epson

Re-Art debe su prestigio en Europa a su versatilidad y calidad

Re-Art crea reproducciones artísticas de alta calidad con impresoras Epson

El estudio de impresión Re-Art está especializado en la impresión para artistas, fotógrafos, museos y galerías de arte. Goza de prestigio internacional como estudio innovador en la impresión de bellas artes.

Re-Art acumula 25 años de experiencia en la producción de litografías tradicionales y fotografías artísticas de alta calidad que ha combinado con la investigación y el uso de las aplicaciones y técnicas de impresión más novedosas. El estudio Re-Art se dedica a la impresión de obras de bellas artes con la máxima calidad y presume de tener entre sus clientes a artistas y fotógrafos internacionales. El director del estudio, Marcel Salome, usa exclusivamente impresoras Epson con las que consigue reproducir obras artísticas que apenas se distinguen de las originales. 

Las copias de Epson están muy por encima de las demás

Re-Art forma parte del grupo exclusivo de estudios certificados que trabajan para el fabricante de papel alemán Hahnemühle. Esto sitúa a Re-Art entre las principales empresas de impresión digital para bellas artes de todo el mundo. Los fabricantes suelen contratar a Re-Art para probar materiales, papeles e impresoras para valorar si sus productos cumplen con los exigentes requisitos de la impresión artística. Por todos estos motivos, Re-Art solo usa impresoras Epson.

Salome explica: "Antes de llegar a esta empresa, trabajé durante un tiempo con otras marcas de impresoras. No siempre obtenía los mejores resultados y las impresoras solían ser inestables. Buscamos ofrecer la mejor calidad y, por ejemplo, cuando se generalizaron las impresoras de lienzos, comenzó a ser evidente la diferencia en los resultados con respecto a otras marcas. Las copias que produzco con las impresoras Epson dan mil vueltas a las demás. Además, la calidad de los resultados es constante, lo que ha favorecido que seamos uno de los clientes de Epson más fieles. Ya desde 2007, hemos estado siempre encantados con las impresoras Epson Stylus Pro 11880 y Epson Stylus Pro 9890, que han demostrado ser realmente el pilar de nuestra producción".

Configuración del perfil cromático preciso

Para Salome la elección de una impresora no es un proceso rápido. "A nosotros no nos sirve estrenar impresora todos los años. Solemos trabajar con series y nuestros clientes quieren ver productos finales que no se puedan distinguir. Si tuviéramos que cambiar las impresoras de forma habitual, no podríamos garantizar aspectos como la continuidad de color, por ejemplo".

"En estos momentos estamos probando la nueva Epson SureColor SC-P20000, sucesora de la Stylus Pro 11880, y los resultados son realmente prometedores. Las diferencias en los matices cromáticos con las demás impresoras se pueden resolver gracias a la amplia gama de opciones de gestión del color. Epson permite obtener la precisión necesaria en los perfiles cromáticos, lo que estamos aprovechando al máximo”.

Re-Art debe a su prestigio en Europa a la versatilidad y calidad de Epson

Los excelentes resultados que Re-Art ha logrado con sus impresoras Epson no solo resultan atractivos a los artistas. Algunos proveedores importantes también se han sentido atraídos por esta excepcional calidad y han convertido a Re-Art en una empresa pionera. Salome lo explica así: "Pensemos en la impresión artística denominada Giclée. Se trata de un método de impresión que cumple los requisitos más exigentes de artistas, museos y coleccionistas de arte. Hay incluso museos que exhiben reproducciones de Giclée en lugar de las obras originales. Gracias en parte a la versatilidad y calidad de las impresoras Epson, hemos logrado que este método de impresión tenga prestigio en toda Europa".

Impresión de todos los colores posibles con Epson

Aunque hayan pasado 25 años, a Salome le sigue causando una gran satisfacción la reproducción de obras de arte. "Es fantástico cuando ofrecemos excelentes resultados a fotógrafos y eso que ellos, a diferencia de los artistas, no tienen un punto de referencia, no pueden comparar con una obra original. Los artistas, por otro lado, pueden crear con su pintura todos los colores que se les ocurra y poder copiarlos con exactitud con las impresoras Epson es maravilloso".