10 claves para mejorar tu productividad laboral

Aprende a gestionar tu día a día en el trabajo y sé más productivo

10 claves para mejorar tu productividad laboral

Los interminables días de trabajo es algo que debemos dejar en el pasado porque sencillamente no son buenos ni productivos. En nuestra sociedad pecamos de echarnos a la espalda jornadas eternas que muchas veces no llevan a nada. Lo importante es planificarse bien el día y adoptar una serie de rutinas que nos ayudarán a ser más productivos y por lo tanto desarrollar nuestras tareas en menos tiempo y más eficientemente. Hoy te compartimos 10 claves para mejorar tu productividad laboral, ¡toma nota! 

1. ¡Arriba temprano!

Está demostradísimo que por la mañana es cuando más productivos somos. Estamos descansados y con los niveles de concentración más disparados así que hay que aprovecharlo. Levántate temprano e inicia tu jornada pronto, verás como el día cunde mucho más y te permite gestionar el tiempo con más flexibilidad y tranquilidad. 

2. Planifica tu día

Aunque te parezca una pérdida de tiempo es necesario que le dediques entre 20' y 40' a planificarte las tareas del día. Márcate una agenda y listado de cosas que atender, detallando bien las prioridades, y verás cómo no te dispersarás fácilmente ni tendrás la sensación de haber trabajado un montón y que no te haya cundido el día. Ve tachando... ¡verás que satisfacción te da!

3. Fija objetivos, no tiempos

Esta planificación de tu agenda debe contener metas, no tiempos. Lo más interesante para tu productividad es que desarrolles o termines tus tareas consiguiendo los objetivos que te habías marcado, independientemente de los tiempos estipulados. Estamos de acuerdo que muchas veces no podemos modificar timings de entrega pero en la mayoría de casos somos nosotros los que nos auto-imponemos estos plazos y nos presionamos sin venir a cuento. 

4. Aprovecha los picos de energía

Cuando estés organizando tu día a día y la lista de tareas, coloca las más difíciles o complejas primero. O mejor dicho, en tus picos de energía. Suelen ser bien temprano por la mañana cuando la concentración está en su nivel álgido, a media tarde... tú sabes cuando mejor te encuentras. Aprovéchalo y ponte lo más difícil en esas franjas porque te costará menos desarrollarlo, y por lo tanto estarás siendo más productivo. 

5. De uno en uno

Aunque estemos acostumbrados a hacer muchas cosas a la vez debemos marcar prioridades y atender cada asuno como se merece, sin distracciones. Seremos mucho más ágiles y eficientes si nos concentramos en una tarea y la desarrollamos exclusivamente. Lo haremos mejor y seguramente mucho más rápido de lo que nos pensamos. Perdemos mucho tiempo, aunque parezca mentira, retomando temas y temas que vamos dejando a medias. 

6. Divide y vencerás

Hay tareas que bien podrían llevarnos una jornada entera de trabajo o varias. Cuando te encuentres con estos casos planificando tu agenda, divide la tarea en sub tareas. Con esta rutina evitarás agobios y conseguirás metas más rápido. Esta sensación de alivio te ayudará a ser más productivo el resto del día, ¡pruébalo!

7. Descansa

Como ya hemos dicho no podemos estar igual de concentrados todo el día y por lo tanto igual de productivos. Descansar es un derecho y una obligación si quieres rendir mejor. Es necesario oxigenarse de vez en cuando y dedicar unos mintuos de desconexión porque aunque te pueda parecer una pérdida de tiempo, lo estás ganando. No hay excusas, oblígate a comer bien, hacer tus pausas... y verás que te sentirás mejor y con más energía. 

8. Ojo con los ladrones de tiempo

Sí, sí... como lo has leído, ladrones de tu tiempo. Nos referimos a distracciones que puedes evitar como estar pendiente de las notificaciones de tu teléfono si no son imprescindibles para tu trabajo y todas aquellas tareas a las que no has sabido decir que no y te harán perder el tiempo. Si queremos ser productivos debemos priorizar y todo aquello que podamos hacer en nuestros descansos o fuera del trabajo muchísimo mejor! 

9. Orden

¿Verdad que cuando ordenamos un cajón o el escritorio de nuestro ordenador nos sentimos bien? El orden nos produce un sentimiento bueno, una inyección de energía y nos hace ser más productivos. Sabemos dónde está todo y somos ágiles a la hora de buscar un archivo o documento que necesitamos, carpetas, etc. Manten tu puesto de trabajo y tu ordenador ordenados y ahorra tiempo. 

10. Delega y crea sinergias

Solemos trabajar en equipo y eso es oro. Aprende a delegar tareas y establece sinergias con tus compañeros. ¿Sabes aquello de la unión hace la fuerza o divide y vencerás? Totalmente cierto. La comunicación es imprescindible para que todos los miembros de un equipo estén involucrados en los objetivos, metas y tareas marcadas, así que une esfuerzos y todos seréis más productivos. 

¿Qué te parecen estas 10 claves? ¿Aplicas algunas de ellas en tu día a día? ¿Tienes alguna otra rutina que te hace ser más productivo?