Cómo sacar el máximo provecho a los eventos de Networking

Cada punto de contacto con otros profesionales de nuestro sector, es un momento valioso para reforzar nuestra marca personal y hacer contactos que sean valiosos para nuestro trabajo.

Cómo sacar el máximo provecho a los eventos de Networking

Cómo sacar el máximo provecho a los eventos de Networking

Post exclusivo de la colaboradora del blog Natalia Gómez del Pozuelo – @NataliaGomez_ES

Cada punto de contacto con otros profesionales de nuestro sector, es un momento valioso para reforzar nuestra marca personal y hacer contactos que sean valiosos para nuestro trabajo. Hay muchos tipos de eventos, ferias, afterwork, etc., pero todos suelen estar organizados para conectar con profesionales afines de forma más relajada, aunque, en realidad, lo importante es:

  • lo que aprendes,
  • los contactos que haces y
  • la imagen que proyectas.

Veamos cómo comportarse para sacarles el máximo rendimiento:

1. Elige eventos a los que, de verdad, puedas sacar provecho Para saber si te pueden resultar interesantes piensa: ¿Es solo networking o hay alguna conferencia que te pueda aportar ideas nuevas para tu negocio? ¿Qué personas han confirmado asistencia? En este tema es más importante la calidad que la cantidad, de hecho, a veces en eventos más pequeños se logran conexiones más significativas.  

2. Antes de ir, prepárate Te resultará imprescindible que tengas tu elevator pitch preparado y ensayado. Analiza la lista de asistentes si está disponible, o al menos de los organizadores y/o conferenciantes, y trata de memorizar caras y nombres, ya que te resultará más fácil abordarles si sabes quiénes son. Lleva tarjetas de visita. Parece algo de Perogrullo, pero a mí se me han olvidado en numerosas ocasiones y se te queda una cara de boba…  

3. Mejor solo/a que acompañado/a A veces intentamos por todos los medios llevarnos a alguien conocido para no estar solos, si lo haces así, la tendencia natural será a quedarte charlando con esa persona, en cambio, si vas sin compañía, harás un mayor esfuerzo por conocer a otros asistentes.  

4. Escucha a tu interlocutor antes de soltarle el pitch Una pequeña modificación en tu pequeño discurso que lo adapte a tu interlocutor puede tener un efecto enorme. Piensa que: Los grandes networkers son aquellos que “introducen” lo que quieren decir dentro de lo que al otro le interesa escuchar.

5. Memoriza los nombres de las personas que conozcas ¿Cuántas veces te presentan a alguien y no prestas atención a su nombre? A mí me sucede con cierta frecuencia y no creo ser la excepción. Piensa que:  El propio nombre es de los sonidos más apreciados por las personas, llamarlas por su nombre mostrará tu aprecio. Si se te suelen olvidar, da buen resultado en el momento en el que te lo dicen, hacer una asociación mental con otra persona que conozcas y que se llama igual. Ej. El otro Manuel que conozco usa corbatas más coloridas. Asociarás a tu interlocutor con las corbatas del otro Manuel y te será más fácil recordar su nombre. El retener los nombres te ayudará a aplicar el siguiente punto de manera más fácil.  

6. Haz networking dentro del propio networking Presenta a las personas que has conocido a terceras personas que se acerquen, así darás una sensación positiva de conector/a y de persona generosa y con recursos.  

7. No se trata de vender, se trata de conectar Intenta indagar: para qué han ido los demás, en qué negocio están, qué les interesa… Lleva preparada una lista de preguntas interesantes sobre el sector que les hagan pensar y resulten memorables, si les haces reflexionar, se acordarán más de ti.  

8. Apúntalo todo en cuanto puedas Según te separas de una persona, apunta en la parte de atrás de su tarjeta, en tu bloc de notas físico o electrónico, dónde le has conocido, la fecha y las cosas que te hayan llamado la atención o son importantes para la persona. La próxima vez que contactes con ella, podrás hacer alguna referencia a eso y producirá una cercanía mayor.  

9. El post-networking es tan importante como el propio networking Antes de que haya transcurrido una semana, busca a esas personas en Linkedin y en otras redes sociales que sean de interés mutuo y solicítales como contacto. Mándales un mensaje enviándoles algún dato o link que les pueda interesar y ofrécete para una reunión posterior (en caso de que te parezca útil) en la que tratar posibles ámbitos de colaboración mutua. Da las gracias. Muéstrate cordial, abierto y escribe con corrección.

Cada punto de contacto con otros profesionales es una forma de reforzar tu marca personal.