La revolución de la inteligencia artificial transformará el trabajo de oficina:

cómo preparar tu empresa para este cambio cultural

La revolución de la inteligencia artificial transformará el trabajo de oficina:

En los próximos diez años, las oficinas experimentarán una gran transformación, debido a que la economía de bolos (basada en contratos laborales de corta duración) y los entornos de trabajo extremadamente flexibles se convertirán en la norma. Las nuevas tecnologías, como la realidad aumentada, los robots y la inteligencia artificial, pasarán a ser algo habitual y prepararán el terreno para conseguir trabajadores más eficientes, más productivos y más provechosos. Es probable que la vida empresarial del futuro sea totalmente diferente a la de hoy, ya que nos adentramos en una era en la que predomina la existencia de grupos de empleados más pequeños y con más aptitudes para las tecnologías, lo que permite a los individuos aportar un mayor valor a la sociedad. No obstante, es posible que para ello se necesite que las personas reciban formación para desempeñar nuevas funciones. En la actualidad, nos encontramos en un periodo en el que se sientan las bases tecnológicas a un ritmo frenético. Esto puede explicar por qué hay personas que manifiestan su descontento con determinados aspectos de la tecnología, por ejemplo, smartphones que nos hacen demasiado accesibles o preocupaciones en cuanto a la privacidad y los ciberataques. A pesar de ello, la cuestión es que la tecnología evolucionará y brindará grandes posibilidades de futuro. Los avances son inevitables, pero cómo los utilicemos y cómo aprovechemos las oportunidades que ellos traen determinarán quién mantendrá su competitividad.

Not surprisingly, much of the workforce and its leaders alike are feeling overwhelmed, and to some extent threatened; so what can HR, IT and business leaders do over the coming years to properly address and implement technology as it becomes increasingly paramount to business success? It is within this context that Epson Europe embarked on new first-of-its-kind research that explored the current European workforce sentiment towards upcoming workplace trends, in order to reveal the opportunities and challenges ahead. The research tested acceptance of the insights of 17 global industry experts with over 7,000 full-time employees in the five largest European economies, including more than 2,000 working exclusively in the corporate sector. It suggests some stark choices ahead for individuals, employers and policymakers concerning technology adoption. These choices, which might have implications for individual employability, corporate performance and international competitiveness, are revealed by considerable gaps and divergent sentiments toward the potential benefits (and perceived threats) of technology in different industries and economies.

¿Una era con menor involucración?

Según el estudio, el 68% de los europeos piensan que las personas estarán menos involucradas en su empresa en el futuro debido a los cambios tecnológicos. El 90% del personal corporativo prevé una “ruptura” y reflexionan sobre cuál es la mejor manera que tienen los empresarios de aprovechar las nuevas oportunidades. No obstante, hasta el momento no se acaban de captar las posibles ventajas que las nuevas tecnologías podrían tener en la vida profesional de los individuos. A pesar de que el 64% de los encuestados manifestó una actitud positiva (entusiasmo o curiosidad) hacia el cambio tecnológico esperado, el 22% opinó que su empresa no comunicó adecuadamente el impacto del cambio tecnológico en su sector. Además, mientras que el 69% de los encuestados afirmó que su empresa proporcionaba formación adecuada para el uso de nuevas tecnologías a sus empleados, los empresarios parecieron ser más propensos a contratar nuevo personal cuando se necesitaban aptitudes tecnológicas (67%), en lugar de readaptar empleados que posiblemente fueran a perder su trabajo, algo que solo el 55% consideró que su superior hacía correctamente. A pesar de ello, el 67% de los encuestados estaría dispuesto a recibir formación para puestos que no estuvieran en peligro y las empresas deberían aprovechar este deseo de aprender.

Teniendo esto en cuenta, los responsables de la toma de decisiones empresariales tendrán la importante tarea de garantizar que los empleados sigan involucrados y que dispongan de las aptitudes necesarias para aumentar la eficiencia y la productividad en el futuro. Esto lo confirman diversas tendencias que se extrajeron del estudio y que incluyeron aspectos relacionados con el lugar de trabajo físico, el entorno y los hábitos de oficina.  

  • La gran remodelación de las empresas:Los empleados de hoy en día ya han visto cómo la idea tradicional de un trabajo para toda la vida se ha transformado en pequeños empleos de más breve duración y esta diferencia no hará más que crecer. De hecho, el 74% de los encuestados están de acuerdo en que el concepto de vincular una persona a una sola empresa irá cediendo poco a poco y los puestos serán más flexibles. Según el 59% de los encuestados, los proyectos y la economía de bolos serán el futuro del trabajo profesional. El 71%, por su parte, concuerda en que, en lugar de asumir una función específica, los trabajadores se clasificarán según sus competencias. Los modelos empresariales y de RR. HH. tendrán que adaptarse a estos cambios.

  • Distintos lugares de trabajo, punto de reunión virtual:Según el 71% de los encuestados, las futuras salas de reunión serán completamente virtuales y en ellas intervendrán personas cuyo lugar de trabajo se podrá encontrar en cualquier parte del globo terráqueo, gracias a tecnologías tales como la realidad aumentada y a proyectores holográficos. Esto permitirá participar en grupos de trabajo en tiempo real. La selección de tecnologías adecuadas para su propósito facilitará la colaboración virtual y proporcionará la confianza necesaria para desenvolverse de maneras distintas. Sin embargo, formar a los empleados y apoyarlos durante su uso reviste igual importancia.

  • Mayor colaboración:Las tecnologías como la realidad aumentada (complementadas por el reconocimiento de voz, análisis semántico y tecnología de vídeo) tienen potencial para provocar un cambio radical en el entorno empresarial, ya sea en la dirección, la comunicación con el cliente o la colaboración entre compañeros. Tanto la colaboración como la interacción mejorarán. El 69% de los encuestados coinciden en que la tecnología facilitará la interacción y la colaboración, y el 69% cree que las barreras comunicativas desaparecerán gracias a las tecnologías de traducción en tiempo real. Conocer las posibilidades puede representar el primer paso para entender la tecnología cuando esta llegue.

  • Abandono de los planos diáfanos:La oficina del futuro dejará de adoptar el tradicional espacio de oficina diáfano. En su lugar, las oficinas comprenderán espacios más pequeños y entornos de trabajo adaptados para grupos específicos de empleados, según el 66% de las personas encuestadas. Junto con este cambio, la nueva tecnología contribuirá a desarrollar aún más una cultura colaborativa.  Esto significa que los arquitectos y diseñadores de oficinas se convertirán en colaboradores importantes para las empresas.

  • Una mano para los dispositivos llevables y la otra para los apretones:Mientras que los empleados piensan que las tecnologías en el lugar de trabajo tales como los dispositivos llevables, los robots y la realidad aumentada suponen una gran oportunidad, el 74% de los encuestados están de acuerdo en que ninguna aplicación virtual sustituirá jamás el cara a cara en lo que se refiere a relaciones personales. Las empresas tendrán que velar por seleccionar las tecnologías cuidadosamente para conseguir una mejor colaboración y mayor eficiencia, a la vez que permitir a los individuos interactuar en persona cuando resulte más necesario.

Mediante la aceptación de las tendencias tecnológicas y sociales que empiezan ya a condicionar nuestro futuro, las empresas estarán en mejores condiciones de hacer frente a los desafíos del futuro. No obstante, el inevitable cambio cultural de las organizaciones no podrá tener lugar de manera aislada. Estas se verán cada vez más afectadas por factores externos y será necesario hacer algo más que tomar una decisión en la sala de reuniones de la junta directiva para garantizar que se explota al máximo el potencial de la tecnología en toda la empresa. Es necesario que los gobiernos, las instituciones educativas y los individuos sean conscientes de los enormes cambios que van a producirse, y que estén preparados para una transformación de la sociedad impulsada por los rápidos avances tecnológicos.

“Las empresas tendrán que desempeñar un papel más activo en el debate social y político, más extenso, que tendrá lugar cuando llegue el cambio transformacional a lo largo de los próximos diez años”, sostiene Usui. “La tecnología está transformando nuestras oficinas y nuestras vidas, y como empresa, Epson se dedica a facilitar un cambio tecnológico positivo mediante el desarrollo de soluciones que permitirán aumentar la eficiencia y la productividad de los trabajadores. Nuestras principales tecnologías —dispositivos llevables, robótica, imagen digital y tecnologías de impresión— están listas para brindar nuevas posibilidades en el lugar de trabajo corporativo. No obstante, independientemente de cómoevolucione el lugar de trabajo, el cambio será mucho mayor que la suma de sus partes y todo el mundo se verá influenciado por la tecnología. Es así como hacemos de esta evolución algo propio, que definirá nuestras funciones a lo largo de los próximos 10 o 20 años”.


Acerca del estudio

El estudio, dividido en dos fases, lo llevó a cabo FTI Consulting. La primera de ellas consistió en realizar entrevistas telefónicas cualitativas a 17 futurólogos y expertos europeos de fama internacional procedentes de diferentes sectores entre el 22 de septiembre y el 19 de octubre de 2016 para obtener información y desarrollar hipótesis sobre el futuro del lugar de trabajo y el cambio de funciones del personal de cara al 2025. La segunda fase consistió en una encuesta online cuantitativa efectuada por el equipo de Investigación y Consultoría Estratégica de FTI Consulting entre el 2 -13 de diciembre de 2016. Entre los encuestados, figuraron empleados a tiempo completo pertenecientes a cinco grandes sectores (empresarial, fabricación, educación, sanidad y comercio) y que trabajaban en Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y España en el idioma local.

Un total de 7.016 empleados a tiempo completo rellenaron la encuesta. El desglose de los encuestados que completaron la encuesta en cada país es el siguiente: Reino Unido (1.329), Francia (1.308), Alemania (1.427), Italia (1.526) y España (1.426). El desglose de los encuestados que completaron la encuesta en cada sector es el siguiente: empresarial (2.051), fabricación (1.519), educación (1.090), sanidad (1.215) y comercio (1.139).

Un total de 7.016 empleados completaron los resultados con un margen de error aproximado del 3% y un intervalo de confianza estándar industrial del 95%. Ten en cuenta que se ha aplicado la convención estándar para el redondeo y, como resultado, la suma de los totales no es del 100%.

Puedes solicitar más información sobre la metodología del estudio o los servicios de investigación de mercados de FTI Consulting a través de la siguiente dirección de correo electrónico: Market.Research@fticonsulting.com

Expertos europeos y futurólogos de fama internacional entrevistados

  • Jonathan Reynolds, director académico del Oxford Institute of Retail Management (OXIRM), profesor asociado en marketing del comercio y vicedecano de la Said Business School

  • Howard Saunders, futurólogo del sector comercio en Twenty Second & Fifth

  • Dave White, responsable del departamento encargado del aprendizaje potenciado mediante tecnología en la Universidad de las Artes de Londres

  • Russel Stannard, técnico de educación y fundador de www.teachertrainingvideos.com

  • Profesor Darwin Caldwell, director de investigación en el Instituto Italiano de Tecnología (Génova) y presidente del IEEE Robotics and Automation Chapter (UKRI)

  • Profesor Alain Bernard, director de investigación en los laboratorios IRCCyN, vicepresidente de AFPR, vicepresidente en WG5.1 de IFIP y miembro del Consejo CIRP (Francia)

  • Clive Hickman, director ejecutivo del Manufacturing Technology Centre

  • Christopher Barnatt, futurólogo de ExplainingTheFuture.com

  • Gerd Leonhard, futurólogo de The Future Agency

  • Ben Hammersley, periodista, técnico y futurólogo

  • Brice Le Blévennec, director ejecutivo de Emakina

  • Clinton Wingrove, futurólogo del sector de recursos humanos

  • Dr. Bertalan Mesko, futurólogo y fundador de The Medical Futurist

  • Giuliano Noci, profesor

  • Richard Webber, profesor

  • Dr. Tobias Gantner, futurólogo del sector sanitario en HealthCare Futurists GmbH

  • Mariano Corso, responsable científico