No deberíamos trabajar en oficinas improvisadas

No deberíamos trabajar en oficinas improvisadas

No deberíamos trabajar en oficinas improvisadas

Como la mayoría, llevo más de un año trabajando desde casa. Sin duda tiene sus ventajas: un desplazamiento al trabajo de solo cinco segundos, las comodidades del hogar a mano o el tiempo extra para pasar con mi familia.

 

De hecho, recientemente realizamos una encuesta a 1000 de nuestros clientes en Europa y reveló que una de cada 20 personas ha admitido haber echado una siesta durante las horas de trabajo o alargado la pausa del almuerzo. Estoy seguro de que ninguno de ellos era empleado de Epson.

 

Dejando a un lado el tema de dormir, si al principio de la pandemia me hubieran dicho que todavía estaría trabajando en mi oficina doméstica un año más tarde, habría planeado mejor las condiciones de trabajar en casa desde el principio.

 

Nuestra encuesta reciente muestra que la gente ha trabajado en condiciones muy poco ideales durante los períodos de confinamiento. Más de la mitad admite trabajar en superficies que no son un escritorio. Además, el 55 % afirma que se ha instalado en espacios poco convencionales de la casa, como pasillos, baños y jardines. Cuando se esperaba que las oficinas solo cerrarían durante unas semanas o meses, esto podría haber parecido tolerable, quizás incluso una novedad estimulante. Sin embargo, considero que esta situación no puede seguir así.

 

Quizás no se pueda hacer mucho para evitar que llamen a la puerta en mitad de una reunión, que pase el gato por encima del teclado o que nunca lleguemos a ajustar bien termostato de la calefacción. Sin embargo, podemos reflexionar más sobre cómo garantizar que nuestras oficinas domésticas estén en orden, especialmente si estás considerando continuar trabajando desde casa cuando termine la pandemia.

 

En la oficina nunca trabajarías sentado en una silla de cocina dura, ni usarías una tabla de planchar como escritorio, así que, ¿por qué deberías hacerlo en casa? Las soluciones improvisadas pueden provocar molestias físicas, como dolores de espalda o fatiga ocular. También pueden dificultar hacer bien el trabajo.

 

Esto incluye no disponer de la tecnología adecuada. Si deben imprimirse o escanearse documentos, deben imprimirse o escanearse. Se puede salir del paso, pero es una pérdida de tiempo y además no ofrece el mismo resultado. Casi todas las oficinas proporcionan a los empleados esta tecnología, de modo que nuestras oficinas domésticas deben cumplir los mismos requisitos.

 

Durante la pandemia, hemos estado trabajando para ayudar a los empleados que teletrabajan a encontrar soluciones permanentes y prácticas a algunos de estos problemas.

 

En primer lugar, tenemos EcoTank. Se trata de impresoras que cuentan con unos grandes depósitos de tinta que se rellenan con botellas en vez de cartuchos. Desde el principio, hay tinta suficiente para imprimir hasta 14 000 páginas1, lo que ahorra tiempo y dinero, y no es necesario cambiar los cartuchos con frecuencia. La instalación es sencilla, puede rellenarse la tinta de forma limpia y sin complicaciones. También es muy fiable, lo que permite imprimir gran cantidad de páginas con una excelente calidad.

 

Y también está ReadyPrint, nuestro servicio de impresión por suscripción para modelos de impresoras domésticas de cartucho e impresoras EcoTank, que te permite disponer de la cantidad de tinta adecuada exactamente cuando la necesites. Controla los niveles de tinta y te suministra tinta nueva a tu puerta cuando te estás quedando sin ella, lo que significa que nunca te quedas tirado sin poder imprimir. Esto ayuda a evitar soluciones provisionales y permite a los empleados ser más eficientes.

 

Ahora que muchos están pensando en una combinación de teletrabajo y trabajo en la oficina, es el momento de hacer que las improvisaciones sean cosa del pasado. Puede haber sido tolerable durante un tiempo, pero a medida que entramos en el período pospandemia, todos debemos estar preparados para el futuro.

 

FIN

Este blog forma parte de una serie de contenidos editoriales y para redes sociales creados por Epson, que explora los hábitos y opiniones de quienes trabajan desde casa en toda Europa desde que comenzó la pandemia. Se basa en los resultados del estudio realizado por Epson en enero y febrero de 2021. Se encuestó a 1000 propietarios de impresoras Epson que trabajan desde casa en 11 países (Italia, Reino Unido, España, Francia, Alemania, Países Bajos, Bélgica, Suecia, Finlandia, Noruega y Dinamarca). Puedes encontrar otros contenidos en nuestro sitio web y en nuestras redes sociales.

(1) Los datos de rendimiento indicados se han extrapolado según la metodología original de Epson basada en la simulación de impresión de patrones de prueba incluidos en la norma ISO/IEC 24712 o 29103. Los datos de rendimiento indicados NO se basan en la norma ISO/IEC 24711 ni 20102. Los datos de rendimiento indicados pueden variar según las imágenes que se impriman, el tipo de papel que se utilice, la frecuencia de las copias y las condiciones ambientales, como la temperatura. Durante la configuración inicial de la impresora, se utiliza una determinada cantidad de tinta para llenar los inyectores del cabezal de impresión, por lo que el rendimiento del pack inicial incluido será inferior.