Tras el confinamiento, ¿qué pasará con la recuperación?

Darren Phelps

Tras el confinamiento, ¿qué pasará con la recuperación?

Hemos pasado meses confinados, haciendo lo mejor que podíamos en una situación compleja, pero mi pensamiento estaba plenamente centrado en la recuperación y el “después”.

Creo que es justo decir que muy pocos creemos que las cosas serán “normales” de la noche a la mañana, y que es probable que la recuperación lleve tiempo, pero estamos entrando en la desescalada, que incluye en primer lugar la apertura de escuelas y actividades esenciales.

Pero, ¿cómo se desarrollará este proceso y qué podemos hacer, tanto nosotros como nuestros colaboradores de canal, para ayudar en el proceso?

En primer lugar, la mayoría de las personas espera que el distanciamiento social siga siendo obligatorio, o al menos aconsejable, durante algún tiempo. En las oficinas y escuelas diseñadas y estructuradas para el aprendizaje y trabajó común entre muchos individuos, será necesario realizar cambios físicos. Circulan propuestas de alternar los días de clases o los equipos, así como ideas sobre cómo pueden adaptarse las salas de reuniones a fin de cumplir con el distanciamiento de dos metros.

Como expertos en tecnología que se emplea en espacios de trabajo y aprendizaje, nosotros, así como nuestros colaboradores de canal, estamos bien posicionados para ofrecer una perspectiva sobre cómo se puede utilizar la tecnología para respaldar estos enfoques. Y lo que primero me viene a la mente es la impresora.

Al igual que la cafetera o el dispensador de agua, la impresora era, a menudo, un lugar en el que la gente se reunía y, aunque era un evento social positivo para muchos, ahora es todo lo contrario. Al trabajar con nuestros colaboradores de canal, podemos asesorar a los usuarios finales con soluciones sencillas para reducir las colas de impresión, ya sea pasando de una flota de impresión centralizada a una estructura más distribuida, o activando el uso o implementando el software disponible.

Estructura de la flota de impresión

Para muchas empresas, el tener una flota distribuida las ha beneficiado durante muchos años, al reducir las colas de impresión o la dependencia de unos pocos productos centralizados. Esta estructura no solo puede ayudar a mejorar la productividad de los empleados, ya que reduce el tiempo que deben esperar para imprimir, sino que también puede reducir el tiempo de inactividad de los productos en general.

A diferencia de la configuración tipo “sala de fotocopiadoras”, una flota distribuida incluye más unidades pequeñas distribuidas por toda la empresa, disponibles para ser usadas por grupos de trabajo más reducidos. Como resultado, hay menos trabajos de impresión en cola y, en caso que una unidad presente algún problema, los usuarios pueden cambiar a otra para no interrumpir el flujo de trabajo, particularmente si se usa el software de acceso tipo “sígueme”.

Cuando regresemos a nuestros lugares de trabajo, donde tendremos que ser conscientes de la proximidad con los demás, esa configuración de impresión aporta ventajas adicionales además de facilitar el cumplimiento del distanciamiento social.

Este es un enfoque sencillo y estructural sobre el que nosotros y nuestros socios podemos asesorar.

Implementación de las soluciones de software

Las soluciones de software sencillas, como Epson Print Admin, ofrecen beneficios que también nos ayudarán a respetar la distancia social en nuestro regreso al trabajo.  Es probable que este tipo de soluciones ya exista como opción en el equipo actual y, en caso contrario, será fácil de activar o incorporar.

Las tarjetas de acceso que pueden deslizarse en el punto de impresión suponen un menor contacto con la máquina y, como las impresiones se depositan en bandejas de papel para ser recogidas allí, nadie necesita buscar entre los papeles de los demás, ni tocarlos innecesariamente. De manera similar, la capacidad de generar impresiones desde cualquier equipo dentro de un grupo designado permite a las usuarios seleccionar el dispositivo del cual desean extraer la impresión, lo que significa que, si una máquina está ocupada, pueden optar por otra que esté disponible, evitando así tener que esperar al lado o cerca de compañeros.

Para el canal, las soluciones como nuestro nuevo software Epson Remote Service también permiten la implementación de la gestión de la impresión y las tareas de mantenimiento de forma remota, lo que reduce la necesidad de enviar técnicos al lugar.  Esta solución no solo ayuda a mejorar la disponibilidad de impresión para los clientes finales, sino que también reduce la necesidad de realizar tareas de mantenimiento in situ y, si se requiere la intervención de un técnico, el acceso y la visibilidad remotos de los problemas mejoran las tasas de resolución en el primer contacto. Estos son beneficios adicionales que permiten aumentar la proximidad, reducir el contacto innecesario con los productos y, por supuesto, minimizar la necesidad de visitas al centro.

Por mi parte, espero el momento de volver a la oficina.

Será interesante ver cómo se articula este proceso a corto plazo y cómo podemos aprovechar las soluciones que tenemos a nuestra disposición para facilitar la vuelta al trabajo.