Artfinder

Transformando la manera de descubrir y vender el arte

Artfinder

La tecnología de Epson mejora la colaboración, la agilidad y la productividad mientras reduce el intercambio de correos electrónicos en el incipiente mercado del arte online

En el corazón de una revolución en el arte online

Artfinder nació en 2010 para poner en contacto a artistas independientes con talento con amantes del arte de todo el mundo. La web es un mercado online que ha transformado la forma de descubrir y vender arte. Gracias a ello, los artistas que están en Artfinder disfrutan de alcance mundial y de nuevas oportunidades para desarrollar su carrera. Por su parte, el servicio permite a los amantes del arte ver gran número de obras originales y asequibles para descubrir a artistas de todos los rincones del mundo.

“Antes de la llegada de las tiendas online, era imposible crear un mercado de masas para artículos exclusivos. Pero ahora, tiendas como Artfinder, Etsy y Airbnb ponen en contacto a millones de clientes con otros tantos ‘creadores’ y ‘proveedores de servicios’. Así, los clientes tienen a su disposición un fantástico abanico de posibilidades y los creadores disfrutan de un alcance extraordinario sin necesidad de tiendas o distribuidores intermediarios. También hace posible un servicio individual muy personalizado, incluso en un mercado global”, afirma Jonas Almgren, director ejecutivo de Artfinder.

Desde su creación en Londres, la empresa ha experimentado un enorme crecimiento, con 250 nuevos artistas independientes y 5.000 obras añadidas cada mes. El empresario sueco Jonas Almgren es su director ejecutivo desde 2012 y es consciente de su impresionante ritmo de crecimiento: “Nadie había hecho algo así antes, así que estamos abriendo nuevos caminos, ¡algo tremendamente ilusionante! Cuando lanzamos este mercado artístico hace año y medio, solo contábamos con un puñado de artistas. Ahora, la cifra rebasa los 5.000 artistas, procedentes de más de 80 países y con más de 90.000 obras de arte a la venta en nuestra web”.

Expansión y dificultades

La expansión de Artfinder es tan importante para los artistas participantes como para su propio director ejecutivo y sus empleados. Son varios los artistas que, como Sandy Dooley, han recaudado más en seis meses gracias a Artfinder que la media de los artistas británicos en año y medio[1]. “La clave está en Internet; de eso me di cuenta el año pasado” comenta Dooley.

Pese a que el ritmo de crecimiento de la empresa es digno de celebrar, no por ello ha estado exento de dificultades. Ahora, Artfinder maneja en un día el mismo volumen de pedidos que antes en un mes, con lo que ha aumentado el intercambio de correos electrónicos y el papeleo. Una nueva y práctica tecnología está demostrando ser esencial para el desarrollo de la industria del arte e importantísima para el crecimiento continuado de Artfinder. Además, dadas las reducidas dimensiones de sus oficinas, también era fundamental que la empresa hiciera un uso inteligente del espacio y que eligiera bien el equipo.

Productividad y eficiencia gracias a una mejor colaboración

Dado que el color es un elemento esencial en la exhibición de obras de arte, contar con el proyector adecuado es una necesidad. Y esta la ha cubierto el proyector EB-W18 con tecnología 3LCD de Epson. Gracias a su relación de contraste de 10.000:1 y a su emisión de luz blanca y en color de 3.000 lúmenes, ofrece la precisión cromática y luminosidad que Artfinder necesita. Además, su conectividad inalámbrica opcional también permite a sus empleados mostrar contenido fácilmente a través de una amplia gama de dispositivos móviles.

En palabras de Jen Bayne, su director de marketing: “Sin duda, el proyector ha mejorado la productividad y eficiencia de nuestro equipo humano. Hemos dejado de ‘disparar’ correos electrónicos de aquí para allá en una lista interminable de mensajes, de comentar en conversaciones de foros que parecían no tener fin y de encorvarnos apiñados en torno a las pantallas de los ordenadores. Con este proyector, nos reunimos en equipo, miramos los diseños, compartimos ideas y hacemos cambios aquí y allá. Al trabajar todos juntos en lugar de intercambiar ideas por correo electrónico -que ahora hemos reducido al mínimo imprescindible- la creatividad aumenta y sacamos más rendimiento al espíritu creativo de nuestro equipo”.

Resulta vital para cualquier empresa de la industria del arte que todas las imágenes mostradas en pantalla ofrezcan una representación fiel de los colores utilizados en la obra original. Cuando lo visual carece de claridad, tomar decisiones de desarrollo importantes supone una dificultad. “Desde que utilizamos el proyector Epson, hemos reducido a la mitad el tiempo necesario para aprobar e implementar un nuevo diseño o cambio. A la hora de abordar nuevos diseños o modificaciones en la web, condensamos toda la cuestión de la aprobación de diseños, de la solución de problemas en la experiencia de usuario y de las especificaciones técnicas en una sola reunión, gracias a lo cual hemos reducido a la mitad la duración de los proyectos en general”, señala Bayne.

Con esta nueva metodología, Artfinder es capaz de competir con marcas más grandes y consolidadas. Almgren deja claro que considera que existe una tendencia general del consumidor hacia artículos auténticos y hechos a mano. Artfinder ofrece una oportunidad única para expresar un verdadero gusto personal con gran libertad, algo que puede ser difícil de emular para los productos y marcas de fabricación en serie.

Mirando al futuro

Artfinder sigue abriendo un nuevo camino en la distribución del arte. Almgren asegura que, además de un mercado en constante crecimiento, “nos esforzaremos también por ofrecer una web de carácter comunitario y agradable donde compradores y vendedores puedan interactuar, intercambiar consejos y aprender a ser unos coleccionistas de arte más sofisticados y los otros vendedores de arte más seguros de sí mismos”.

Artfinder aspira a conseguir que sea aún más fácil descubrir y comprar arte, y seguirá introduciendo nuevas funciones para hacerlo posible. Respecto a la transformación que está experimentando el mundo del arte, Almgren comenta: “Se acabaron los días en que el mercado de arte masivo se reducía a reproducciones baratas e impresiones de lienzos, al igual que los de aquellos en que el mercado artístico mundial estaba dominado por un puñado de galerías de éxito. Artistas y galerías que antes solo podían llegar a un público local ahora gozan de un alcance global online. Los artistas sin representación, que tenían pocas posibilidades de desarrollar una carrera profesional, ahora tienen la oportunidad de hacer fortuna. Por fin, el mercado del arte se está democratizando de verdad”.

[1] Según la encuesta Big Artist Survey de 2011, el artista medio británico recauda al año 9.000 £ y, para el 57%, menos de un cuarto de sus ingresos proceden del arte.