El zoo de Praga disfruta de total flexibilidad con Epson

Las impresoras Epson cumplen todos sus requisitos de impresión

El zoo de Praga disfruta de total flexibilidad con Epson

Cuando el zoo de Praga empezó a buscar una solución de impresión para hacer pruebas digitales, copias de calidad profesional en gran formato y copias de materiales artísticos, eligieron Epson. Ahora todos sus materiales se imprimen internamente y han saneado su presupuesto.

El zoo lleva utilizando impresoras de tinta Epson de gran formato desde 2010. “Nos decantamos por las impresoras Epson tras hacer una investigación y comparar soluciones similares de otras marcas. Lo que nos convenció finalmente fueron los excelentes colores que nos ofrecía Epson”, explica el responsable del zoo Marek Václavík, que trabaja como diseñador gráfico y experto en tecnologías de tratamiento del color, impresión y producción.

La última incorporación al equipo del zoo es la SureColor SC-P7000 STD, una impresora versátil que ofrece copias de calidad fotográfica profesional y pruebas digitales. Los factores determinantes a la hora de elegir esta solución fueron su amplia gama cromática y la precisión y nitidez de su nivel de detalle de impresión.

“Con la SureColor SC-P7000, imprimimos principalmente datos de impresión CMYK estandarizados, pero también colores directos. Por eso, necesitamos estabilidad cromática y un ajuste de color preciso.  En cuanto a la impresión de fotografías, sus otras ventajas son su gran resolución y su excelente registro cromático, tanto en impresión unidireccional como bidireccional. Esto lo consigue en parte gracias al pequeño tamaño de la gota de tinta”, explica Václavík.

El manejo del papel es otro aspecto de la SureColor SC-P7000 que aprecia Václavík, pues las palancas de bloqueo de la impresora facilitan y agilizan considerablemente la operación. “Utilizamos la impresora para producir materiales de marketing y notas de prensa: bonos, recuerdos, certificados, fotos de presentación y paneles fotográficos en gran formato para exposiciones”, añade.

Gracias a las soluciones de Epson, el zoo de Praga puede imprimir de forma independiente y con gran flexibilidad. Es capaz de satisfacer todo tipo de requisitos, desde el tratamiento del color hasta la calibración, la creación de perfiles de impresión personalizados, la conformidad con las normas ISO y la propia impresión, y todo ello de forma interna.

La impresora Epson Stylus Pro 7900 puede incluso imprimir en papel fabricado con excrementos de elefante

Antes de comprar la SureColor SC-P7000, el zoo utilizaba el modelo Epson Stylus Pro 7900. Sigue utilizándola al menos una vez a la semana con fines específicos. “La Epson Stylus Pro 7900 es una impresora que no requiere mantenimiento: es como una 'mascota', como a mí me gusta llamarla. Nos ofrece una alta calidad y fiabilidad”, afirma Václavík.

“Con esta impresora podemos imprimir en papel fabricado con excrementos de elefante, producido especialmente para nosotros en la fábrica de papel de Velké Losiny con una fórmula exclusiva”. El papel carece de estucado (que suele ser necesario para la mayoría de las impresoras basadas en tintas al agua) y es bastante 'piloso'. A pesar de estas características, la impresora puede manejarlo bien, y las tintas pigmentadas, el color negro mate seleccionado y la impresión unidireccional contribuyen a obtener un resultado colorido y definido”. El zoo también la utiliza para imprimir imágenes fotográficas para sus patrocinadores, que apadrinan animales con sus donaciones.

Además de los dos modelos anteriores, el zoo de Praga utiliza el sistema de duplicación Epson Discproducer PP-100, que permite reproducir de forma totalmente automatizada CD/DVD, además de imprimir copias de calidad fotográfica realista en CD.

Además, el zoo utiliza el escáner Perfection V750 Pro, apreciado por su alta resolución óptica y estabilidad cromática y, por último, pero no por ello menos importante, el proyector EB-450W para su simulador de elefante. Está diseñado para simular la experiencia de montar en un elefante de verdad mediante una película proyectada sobre una pantalla situada en frente, de manera sincronizada con el movimiento de la máquina.